Por Nacho Palou — 6 de Marzo de 2009
Sensor CCD por jurvetson
Sensor CCD de una cámara digital.
Foto de jurvetson.

Una técnica desarrollada por investigadores de la Polytechnic University en Brooklyn permitiría identificar el modelo de cámara que se ha utilizado para tomar una fotografía determinada.

Cada cámara deja su huella en la fotografía que produce por la forma y procesado con la que trata los píxeles que dan lugar a la imagen. La idea por tanto consiste en "descodificar" la imagen resultante.

Esta técnica depende puramente de la ingenería detrás de la imagen, de modo que no entra ni tiene nada que ver con el archivo o los datos EXIF, IPTC o XMP que pueda haber almacenados en ella.

En las pruebas iniciales el resultado ha sido de un 90 por ciento en los aciertos. Si bien es cierto que pueden existir muchos modelos de cada cámara, ésta sería una forma de acotar o una posible vía de investigación adicional para casos o delitos bajo investigación.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

2 comentarios

#1 — Skylook

La idea no es tan novedosa como pudiera parecer. Cada sensor produce un patrón único de píxeles muertos y calientes y el ruido de la electrónica (bias) a pesar de ser muy parecido no es exactamente igual. Es algo semejante a las huellas dactilares. Se parecen pero no hay dos exactamente iguales.

#2 — Rutrus

Yo creo que esa información de los píxeles desaparece en cuanto la pasas a jpeg (compresión con pérdida), que unifica los píxeles similares con un algoritmo que hace que el ojo no note la diferencia.

En cambio, en formato raw sí será factible.