Por Nacho Palou — 16 de Julio de 2008

El exposímetro incluido en las cámaras normalmente puede medir de varias formas para calcular los valores de exposición según la luz de la escena, el sujeto que se está fotografiando o el resultado que se quiere conseguir.

En línea generales los modos son

  • Matricial/ EvaluativaMatricial o evaluativa: se obtienen mediciones de luz en distintas zonas de la escena y se promedia el valor para calcular la exposición más adecuada.

    La precisión dependerá mucho del número de muestras en los que se realice la medición: a más muestra más adecuada al conjunto será la exposición.

    Medición evaluativa – Esta forma de calcular la luz nos va a servir para la mayor parte de los casos. Por eso es el modo por defecto. Sin embargo, tiene el problema de que todos los puntos de la imagen cuentan por igual, y esto no es realista, al menos, no siempre. En escenas donde el contraste de luces sea muy grande, es posible que no se vean bien, ni las zonas muy iluminadas ni las poco iluminadas. Esto ocurre por tener en cuenta toda la matriz.
  • Ejemplos en los que es aplicable: más de un sujeto en escena o luz variable sobre distintas superficies tales como paisajes urbanos o campo. También es la adecuada para asegurar la medicióbn y sobre todo si no se tiene mucha experiencia.

  • Promediada al CentroPonderado central o Promediada con preponderancia al centro – este modo también toma muestras de la escena completa, pero al hacer la media tiene más en cuenta los valores obtenidos en la zona central que es donde suele situarse para medir / enfocar el sujeto.

    Ejemplo en los que es aplicable: retratos que ocupan la mayor parte de la escena.

  • Medición ParcialMedición parcial o medición puntual – La medición parcial se concentra en la zona central de la escena, en un aérea no demasiado extensa, entorno al 10 por ciento.

    Medición PuntualLa medición puntual es aún más precisa que la anterior, y realiza la lectura en un área aún menor, de alrededor de un 3 por ciento de la escena –prácticamente del sitio donde se aplica el punto de medición del visor.

    Hay que tener en cuenta que estos modos de medición (con su diferencia de precisión) únicamente tienen en cuenta la luz que hay en la zona o en el punto exacto donde se está apuntando, de modo que ignorará el resto de luces y sombras que haya en la escena.

    Son adecuados para escenas de alto contraste que pueden confundir al exposímetro; normalmente se mide una zona intermedia entre ambos extremos. O se puede elegir medir una zona más luminosa para oscurecer las siluetas por ejemplo. Con experiencia puede utilizarse casi en la mayoría de las ocasiones.



Basado en Understanding Camera Exposure Modes, vía 25 Great Photography Tutorials and Links From Around the Web y con información de Cómo sacar mejores fotos con la EOS 300D.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

1 comentario

#1 — inkel

Muchas gracias, era una de mis grandes dudas. Sigue siendolo, pero ahora entiendo mejor, jaja