Por @Alvy — 13 de Octubre de 2016

Este precioso time-lapse se grabó en un icónico lugar: la sala principal de lectura de la Biblioteca Pública de Nueva York. Después de una restauración de casi dos años para reforzar su estructura arquitectónica se procedió a su reapertura, no sin antes colocar 52.000 nuevos libros que de ese modo quedan alcance de todos los neoyorquinos.

La sala tiene unos 100 metros de largo por 25 de ancho y techos de casi 20 metros de altura. En el vídeo se puede ver lo precioso que resulta el cambio entre la luz del día y la oscuridad de la noche combinada con la iluminación artificial de todas las mesas de lectura.

(Vía Sploid.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones