Por @Wicho — 12 de Enero de 2016

El autor de este vídeo estaba un día intentando convencer a su hija de que se tenía que poner el abrigo, que fuera hacía tanto frío que hasta las pompas de jabón se congelaban… Lo que derivó en una promesa de mostrárselo en un vídeo, que es este de aquí arriba, Frozen soap bubbles.

Es un poco corto, para mi gusto, pero como dice él mismo, apenas un 5 o un 10 por ciento de las pompas aguantaban sin estallar inmediatamente, y esperar a 15 bajo cero a que se congelaran no era precisamente divertido.

La música es Ice Chimes de Lee Rosevere.

(Vía Ana Ribera).

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear