Por @Alvy — 19 de Julio de 2016

Los Slow Motion Guys cuentan con equipos bastante espectaculares y como buenos expertos en «cámara lenta» tienen una cámara que puede grabar hasta a 340.000 fotogramas por segundo – una velocidad sorprendente.

Pero incluso a 28.000 fps (que es unas 1.100 veces más «lento» que el tiempo real) los resultados son extremadamente curiosos y llamativos. Sobre todo cuando el objeto de la grabación son recipientes de cristal Pyrex (versión «americana») que estallan en mil pedazos tras un rápido cambio de temperatura del calor de la llama al frío del hielo.

Como suele suceder en este tipo de grabaciones cuanto mayor es la velocidad peor calidad tiene el resultado, normalmente porque disminuyen la velocidad y la cantidad de luz que se puede captar. Es por eso que la grabación a una velocidad suficiente (ej. 28K fps) suele ser «mejor» que a 340K fps, donde apenas hay luz y color y todo es muy, muy lento, pero sin duda llamativo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear