Por @Alvy — 11 de Diciembre de 2016

Macrofotografía + timelapse, una curiosa combinación: observar los objetos muy, muy de cerca comprimiendo el tiempo en un breve, breve instante.

Es lo que ha hecho la gente que está detrás de Macro Room, que ha añadido a sus macro-vídeos este otro utilizando la técnica del timelapse para enseñarnos algunos objetos cotidianos de cerca. De este modo se puede apreciar toda la belleza que hay en un simple tomate, una fruta o en las entrañas de una cámara digital. Porque, eso sí: son cuidadosamente cortadas por la mitad previamente utilizando un chorro de agua de alta presión.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear