Por Nacho Palou — 6 de Diciembre de 2016

La cianotipia (además de un filtro habitual en los programas y apps de fotografía) es un antiguo proceso para el revelado de negativos que resulta en imágenes de un solo color llamados cianotipos por tu tono azul (azul de Prusia o cián) más habitual. El procedimiento fue inventado por el astrónomo John Herschel en 1842.

En el vídeo (en alemán con subtitulos en inglés) el fotógrafo Andreas von Grabowiecki (“críado” en la fotografía digital) muestra como hacer cianotipos “de verdad”, utilizando productos químicos y papel. Para mostrar el proceso Andreas parte de un negativo obtenido de una fotografía digital impresa en papel de acetato translúcido con una impresora de inyección de tinta, una Epson R3000.

Según “Grabo”, es importante que la impresora sea de chorro de tinta (no una impresora láser) de calidad, para obtener un negativo que dé buenos resultados.

Cianotipo andy grabo

Andreas muestra el proceso pero aclara que su vídeo no es un tutorial, y omite mencionar algunos de los químicos utilizados en el proceso porque algunos de esos químicos pueden ser peligrosos, tóxicos, si no se manejan adecuadamente.

Para la cianotipia se emplean dos compuestos esenciales (citrato de amonio y hierro III y ferrocianuro de potasio) con los que se obtiene una solución acuosa fotosensible que se aplica con una brocha sobre el papel. «Como sucede con la pintura, el pincel elegido y cómo se utiliza para aplicar el líquido fotosensible tiene una influencia decisiva en el aspecto final de la imagen», explica Andreas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear