Por @Alvy — 3 de Noviembre de 2016

Nicholas Buer tiene este espectacular vídeo de La Palma, que no me resisto a dar a conocer aunque ya llevo un tiempo saturado de vídeos de belleza infinita, auroras y noches mágicas. Pero es que el protagonista es el cielo nocturno de la isla de La Palma (Canarias) y su calidad y montaje son extremadamente espectaculares, a falta de otro calificativo mejor.

El objetivo de la película era grabar la Vía Láctea en su viaje diario por el firmamento, para lo cual Buer se armó de paciencia realizando tomas de larga exposición en time-lapse a lo largo de 11 noches. Que La Palma esté a 28˚ Norte de latitud le permitió captar el núcleo de nuestra galaxia en la época del año en que hizo las tomas – que estratégicamente situó en una fase de Luna Nueva para que el brillo de nuestro satélite no estropeara las tomas.

Dark Island / Nicholas Buer

Las mejores tomas están montadas con precisión y apropiada música de fondo: los movimientos de las estrellas, las nubes y las neblinas dotan a las escenas de una personalidad especial. Bauer cuenta que entre los mayores problemas de la astrofotografía suelen estar el frío, el viento y la altitud… Pero que su mayor problema fue el sueño, porque aguantar once días grabando entre 3 y 8 de la mañana te agota física y mentalmente.

A pesar de romper un poco la «magia» del asunto, no está de más recordar que en las tomas fotográficas utilizó unos valores ISO altísimos y que por muy bonita que se vea la película en las tomas de larga exposición si algún día tienes oportunidad de encontrarte una noche así en absoluto vas a ver algo como lo que se ven en esta película.

El problema es básicamente la baja sensibilidad del ojo humano: nunca hay suficiente luz procedente de las estrellas tenues y lejanas como para que brillen tanto a simple vista– y eso es algo que no tiene solución posible «en vivo». Aun así una buena noche estrellada con un cielo límpido como el de La Palma es siempre un soberano espectáculo que merece la pena ver: se pueden apreciar con detalle la Vía Láctea y sus detalles – aunque no sea en tan vivos y espectaculares colores como los de esta película.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear