Por Masyebra — 1 de Abril de 2008

El Balance de Blancos es uno de los primeros dilemas a los que se enfrenta el fotógrafo amateur que recién se pasa a la fotografía digital. El efecto se nota -por ejemplo- en la típica foto de una fiesta en casa realizada sin flash, la cual sale con un fuerte tono dominante amarillento o rojizo.

El principio que lo rige es la temperatura de color relativa que refleja un objeto fotografiado en función de su entorno lumínico. Es fácil entender que el mismo objeto fotografiado bajo la luz de la luna, una vela o al sol de mediodía reflejará la luz de forma diferente. Dicha temperatura de color se mide en kelvins (K). Así, está estipulado que la temperatura de luz día es de 5.500 K.

Balance de Blancos incorrecto
Balance de Blancos incorrecto

Balance de Blancos correcto
Balance de Blancos correcto

Esta problemática no se tenía en cuenta (por los fotógrafos amateur) en la fotografía tradicional porque venía implícito en cada tipo de película: Fuji, Kodak, etc. Decíamos que Fuji viene mejor para los verdes, o que Kodak saca muy bien rojos porque cada fabricante ajustaba sus películas para un tipo de luz concreto.

Hoy en día, prácticamente todas las cámaras digitales poseen un sistema de corrección de Balance de Blancos, el cual se puede ajustar manualmente a diversos tipos de luz: fluorescente, diurna, nublado, sombras, etc. Siendo el ajuste a Tungsteno la luz más fría (en grados Kelvin) y el de Sombras la más caliente, los iconos de nuestra cámara suelen ser algo así para cada tipo de luz:

IconoTipo de luz
tut_wb_sym-awb.png Balance automático
tut_wb_sym-awb.pngTugsteno
tut_wb_sym-awb.pngFluorescente
tut_wb_sym-awb.pngLuz diurna
tut_wb_sym-awb.pngFlash
tut_wb_sym-awb.pngNublado
tut_wb_sym-awb.pngSombras

El problema radica en que el ajuste automático de Blancos no suele producir los efectos deseados, por lo que mucha gente prefiere configurar este valor de forma manual. Las cámaras avanzadas permiten incluso ajustar a medida los Blancos desde la propia cámara en vez de usar los valores predefinidos, para lo cual se necesita una carta de grises como las de Lastolite.

Algunos trucos para mejorar tus fotos con el Balance de Blancos:

  1. Usa el valor Nublado o Sombra para retratos, ya que dará tonos de piel más saturados.
  2. Prueba con el valor Tungsteno o Fluorescente para edificios metálicos o acristalados. Obtendrás un resultado más frío y potente.
  3. Y el mejor de los consejos: si quieres dominar completamente el Balance de Blancos, dispara en RAW y ajusta los Blancos a posteriori.

Algunos enlaces interesantes:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

7 comentarios

#1 — Miguel

En Xataka he hecho este mismo comentario.

En el estudio estamos retomando la fotografía de arquitectura, y un amigo fotógrafo profesional nos decía que era un crimen no corregir los blancos.

Nosotros dudamos.

Unas luces de tungsteno por ejemplo en una habitación blanca hacen que esta tenga un tono dorado, y eso a fin de cuentas es una característica del espacio que nosotros apreciamos.

¿Qué creéis que es mejor entonces, preservar la "atmósfera" es decir espacio+luz, o preservar los colores originales y convertir la foto en algo que el ojo no ve realmente?

#2 — Miguel Daza

El balance de blancos es para mí todavía una asignatura pendiente de entender y manejar con eficacia. Siempre lo tengo activado en la EOS 350D en Automático, y a mi parecer saca resultados adecuados. Luego, por ejemplo, al mirar en RAW los diferentes balances de blancos e ir modificándolos no me convencen demasiado y dejo el original captado e automático. Saludos y enhorabuena por el blog, hacía falta.

#3 — Scila

Interesante el tema y mucho más profundo de lo que parece, como apunta Miguel ¿porqué hay que hacer un balance de blancos? Si hago una foto al atardecer querré que se aprecien los tonos cálidos, no? La respuesta es que no tiene mucho que ver el funcionamiento del ojo con el de la cámara, como dice peco.
No es sólo que el ojo haga un ajuste muy rápido, sino que es capaz de soportar muchísima más "profundidad de color" de la que registra la cámara. Asi que, aunque haya una dominante definida de color, la compensamos automáticamente y seguimos apreciando matices.

Esto no ocurre cuando vemos una foto, nuestra vista no está acomodada al entorno en el que se tomó la foto sino al que estemos en ese momento, y la vemos en función de él... Así que para ver la foto como la veríamos estando allí si hay que hacer un balance, como harían los ojos. Otra cosa es que queramos dejar dominantes cálidas o del tono que sea porque nos interesé. No creo que nadie quiera dejar la dominante verde que dan los fluorescentes, aunque es una opcion! ... no deja de sorprenderme lo verde que es la luz que dan cuando lo veo en fotos y en directo parece más blanca que la camiseta del Madrid.

Sobre el comentario de peco, tengo la seguridad de que vais a seguir escribiendo sobre lo que os de la gana y espero que siga así.

#4 — Masyebra

#1. Miguel: A la gallega, respondería que depende del tipo de fotografía que se quiera realizar, ¿no?. La fotografía de naturaleza invita más a la representación directa (National Geographic) mientras que en moda es justamente lo contrario.

No quiero romper el debate, pero... ¿qué quieres obtener TÚ en cada disparo?

#5 — Miguel

Eso quería decir, Masyebra.

Precisamente le mandé tres fotos a unos compañeros arquitectos a los que les había "retratado" un espacio iluminado con luz de tungsteno.

Les envié tres fotos, una sin corregir, amarilla como un pollo, otra corregida (la luz parecía de fluorescente, totalente blanca y otra que dejé en un medio camino lineal.

Eligieron la tercera, yo también.

#6 — Masyebra

¡Qué bueno, Miguel! :D

Eso me recuerda a una de las últimas bodas que hice: en una de las instantáneas de las copas "recalenté" a los novios con un rojo anaranjado mientras bailaban. Les encantó la foto bajo el grito de "¡qué chulo, pero si has pillado la luz dpm!". Lo curioso es que en aquel momento los focos del local no eran rojos, sino amarillos...

Jugar con la percepción emocional me flipa.

#7 — jmvives

"...Siendo el ajuste a Tungsteno la luz más fría (en grados Kelvin)..."

Errpp... no son "grados Kelvin", solo "Kelvin".

Buen articulo. Gracias.