Por @Alvy — 19 de Agosto de 2016

Esta secuencia propia de un anuncio de hamburguesas podría haberse fabricado con mayor o menor realismo con CGIs o algo parecido, pero resultaba mucho más realista si se utilizaban ingredientes de verdad.

De modo que armado con infinita paciencia Steve Giralt dedicó unos cuantos días a la tarea. Dice que lo más complicado –como se puede ver en el vídeo– fue crear los mecanismos precisos para lograr los movimientos que luego se mostrarían a cámara lenta, grabarlo todo a alta velocidad en «tomas perfectas» y luego combinarlo en un sistema de edición de vídeo.

La técnica requirió construir un sistema especial con placas Arduino, mecanismos con finos hilos, robots con cámaras y luego horas y horas de composición y búsqueda del perfecto equilibrio.

(Vía Gizmodo.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear