Por Nacho Palou — 4 de Junio de 2009
Manfrotto modo mini
Manfrotto Modo Mini
Como me ha pasado más de una vez, me reconfortó leer en Know When to Use a Tripod que la Ley de Murphy también se aplica a la fotografía,
Odiarás cargar todo el día con el trípode sin utilizarlo, y desearás tenerlo cuando lo dejes en casa. Así es como va esto.

Sí que sigo la misma recomendación final,

Te sugiero que tengas siempre un trípode a mano. Tal vez uno en el maletero del coche y un gorillpod en la bolsa.

En mi caso solía llevar uno viejo del año del tebeo en el maletero, que recientemente he sustituido por un Bresser bastante alto y robusto (1,75 ~ 1,80 cm de alto y 4,3 Kg que compré en oferta por menos de 100 euros), enganchado a la bolsa un pequeño Manfrotto Modo Mini (785HSB) y en la bolsa un Hama pequeño que realmente no sirve de mucho pero alguna vez me ha hecho el apaño.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

7 comentarios

#1 — Diego

Un par de corolarios: 1º) En los sitios donde hace falta usar trípode, no está permitido usarlos. 2º) Cuando veas algo interesante, y montes el trípode, ese "algo" ya habrá pasado. 3º) Cuanto más pesado sea el trípode, más lejos estará la posición desde la que tienes que fotografiar.

#2 — Javier Llorente

Nunca hay que despreciar el valor de los objetos que tengáis más a mano como soporte para la cámara. Más de una vez he salvado una buena foto gracias a una papelera, un banco, un mojón, un poste y objetos similares.

Aunque me temo que esta clase de trucos sólo funcionan con las cámaras compactas, ya que el propio tamaño de las reflex lo hace inviable.

Saludetes,

-- Javier Llorente

#3 — Javi Moya

Toda la razón del mundo la gloriosa frase del post.. y los añadidos de Diego.

Yo hasta hace relativamente poco pensaba que jamás iría de viaje con trípode ("eso es ya querer ser muy pro", pensaba)... y ahora no podría plantearme no llevarlo.

Habitualmente siempre llevo uno muy pequeño en la bolsa... (manfrotto... un modelo raro que compré en B&H en NY)... que tampoco sirve para mucho... pero a unas malas...

Y ya cuando la ocasión lo requiere cojo un benro de fibra de carbono, bastante majo... que pesa poquísimo, y aguanta sin problemas el peso que le meta.

#offtopic (borrarlo si quereis):

Aprovecho (si no le molesta a Nacho) para compartir con ustedes las fotos de mi último viaje. A ver que os parecen.

(el 99% sólo llevan Lightroom... y los HDR están creados con Photomatix. La panorámica con PTGui. Tambien uso PTLens para corregir las distorsiones de lente -pero sólo en focales muy abiertas, que es cuando las noto más-. El script flash para la galería es Imagin)

#4 — AstroStar

Luego está aquello que estás haciendo una larga exposición para que cuando estás a punto de llegar al final, viene un golpe de viento y estropea la foto. O lo que es peor, la torpeza del fotógrafo le da una patada al trípode. Jejejeje. Yo soy de esos!

Saludos!

AstroStar
www.astrostar.es

#5 — redferne

El gorillapod es im-pres-cin-di-ble

#6 — jorge magaña

Creo que llevar un tripoide pequeño cuando sales sin el propósito de tomar fotografías es suficiente, aunque llevar uno en el coche es lo primordial. A veces se presenta tomar fotografías de noche cuando vas en la carretera y eso te puede salvar, y puedes ser un gran artista esa noche.

#7 — JANE PEICH

Lo mejor es llevar un tripode. Pero si eres de los que vas con la cámara a todos lados hay veces que es incómodo ir cargado con él. Yo llevo este invento en la funda de la cámara y ya lo he usado varias veces con muy buen resultado.

http://www.youtube.com/watch?v=J0UGFEDX5BM