Por Nacho Palou — 9 de Mayo de 2016

Como regla general, si tu director de fotografía menciona algo con nombre que suena alemán, significa que va a ser muy caro.

El vídeo $150 lens vs $15,000 lens: Can you tell the difference?, en inglés, con subtítulos generados razonablemente bien, indaga en cuán apreciables son, o no, las diferencias a simple vista —o a vista de espectador normal y corriente— de utilizar objetivos baratos, objetivos caros u objetivos muy caros, en cinematografía — en diferentes escenarios y situaciones.

El vídeo no entra a valorar en si un objetivo es bueno o malo si es de plástico o si tiene una escala para ajustar la distancia de enfoque. Tampoco entra a juzgar si un objetivo es más o menos fácil o difícil o cómodo de manejar. En cambio deja que el espectador valore si existen diferencias apreciables, el resultado final

En concreto se comparan objetivos Canon de unos pocos cientos de euros, con objetivos Zeiss de unos pocos miles de euros y objetivos Zeiss Ultra de precio prohibitivo salvo que vayas a filmar Star Wars o que seas el maldito Tarantino.

Los resultados se revelan en el vídeo Test Yourself! Lens Comparison Answers Revealed — lo que permite participar del juego de intentar averiguar durante el primer vídeo si una secuencia está grabada con una lente barata, con una cara o con una lente muy cara, comprobándolo después en este otro vídeo.

Vía PetaPixel.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear