Por @Alvy — 6 de Agosto de 2016

Witek Kaszkin grabó durante 24 horas este time-lapse en la estación polar Hornsund de la Academia Polaca de Ciencias, situada en una remota isla al norte de Noruega, concretamente a 77 grados de latitud norte. En ese remoto enclave suelen trabajar ocho científicos durante todo el año.

La grabación, llevada a cabo con una Olympus OMD E-M1 y un ojo de pez Zuiko Digital 8 mm f/3.5 muestra cómo el sol recorre el horizonte subiendo y bajando pero sin llegar a desaparecer nunca. Es una bonita toma y un gran ejemplo de cómo se ven las cosas en el círculo polar ártico.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones