Por @Alvy — 18 de Abril de 2016

La gente de Blue Sky se dedica a dar servicios de filmación desde las alturas; en esta cinta de pruebas hicieron una grabación aérea a alta velocidad para Saab, en la que utilizaron un sistema estabilizador capaz de grabar a 300 nudos (unos 555 km/h).

Aunque normalmente estas imágenes se ruedan desde helicópteros (que no pasan de los 250 km/h) aquí además de esas clásicas panorámicas probaron el «más difícil todavía» instalado la cámara en uno de los «soportes de armamento» de otro avión. De este modo consiguieron las espectaculares imágenes de aviones grabadas desde aviones, produciendo un efecto de «cámara lenta» impresionante. Y de los detalles no hablemos: se ve hasta la marca de chicle que mascan los pilotos.

La cámara era una Red Dragon 6K con lentes Canon de 30-300mm, que manejaba un operador sentado en la parte trasera de un Saab 105 de entrenamiento. Los datos llegaban a la cabina a través de una conexión inalámbrica. Las escenas están grabadas en Suecia a temperaturas de 20 bajo cero y algunas tomas se hicieron soportando fuerzas de 2,5 Gs.

(Vía Kuriositas.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear