Por @Wicho — 1 de Agosto de 2013

Algunas de las antenas de ALMA
Algunas de las antenas de ALMA vistas desde el aire

No era una tarea sencilla, porque a 5.200 metros de altura y 3 grados bajo cero las condiciones atmosféricas quedaban muy fuera de las recomendadas para el hexacóptero que usaron.

Pero aligerando al máximo su estructura para combatir la pérdida de sustentación a causa del tenue aire a esa altura y forrando las baterías con una especie de manta térmica Ariel Marinkovic y la gente de X-Cam Aero Fotografía consiguieron realizar las primeras fotos aéreas del radiotelescopio ALMA ya en funcionamiento.

El hexacóptero

Están disponibles en First Aerial Pictures from ALMA in Operations; hay información en español en Volando al ALMA.

Como medida de precaución adicional el hexacóptero estaba dotado de un sistema que controlaba su posición por GPS para hacerlo volver a aterrizar en el mismo punto del que despegaba en caso de perder la señal de control.

Aparte de lo que molan las imágenes –y de lo que molaría un vídeo– es un récord de altura para el vuelo de un hexacóptero, y como tal han pedido su reconocimiento.

(Vía @Eurekablog).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear