Por @Alvy — 27 de Agosto de 2014

La gente de COOPH (Cooperative of Photography) ha montado este vídeo con algunas técnicas humildes pero resultonas para las que solo hace falta emplear la cámara del teléfono inteligente.

Un par de ellas se refieren a cómo crear panoramas más o menos originales; más ingeniosas pero efectivas resultan las fórmulas para conseguir un zoom o un macro: sujetando unos prismáticos junto al sensor o echándole una pequeña gota de agua.

El resto del equipamiento no no deja de ser también cutreiro al límite: un quitasol de coche a modo de reflector para conseguir mejores retratos, un trípode + disparador hecho de cartón con el cable de los auriculares o un receptáculo para conseguir fotos medio-acuáticas con un simple vaso de cristal.

Eso sí: la lógica de por qué alguien se gastaría cientos y cientos de euros en un smartphone de gama alta para luego recurrir a la humildad límite de echarle agua la lente o arriesgarse a matarlo por meterlo dentro de un vaso de cristal en pleno río se me escapa (!)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear