Por Nacho Palou — 19 de Enero de 2015

El hombre perdió el control de su avión teledirigido que acabó en el mar en algún lugar de aguas cristalinas de la costa australiana, lo que permitió que a pesar del percance la cámara tomara unas bonitas imágenes de los peces, tortugas y otros bichos que suele haber bajo el agua, vía BGR.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones