Por @Wicho — 10 de Marzo de 2010

Café hipstamático
Cafelito time
Objetivo: John S - Película: Ina's 1969 - Sin flash

La Hipstamatic 100 es una cámara de plástico prácticamente desconocida que entra de lleno dentro de los cánones de la Lomografía y que fabricaron los hermanos Bruce y Winston Dorbowski de 1982 a 1984 después de que se les rompiera una cámara rusa que tenía Bruce.

Hipstamatic es una aplicación que emula los resultados de esta cámara y que al adquirirla permite combinar los efectos de dos objetivos con dos películas y dos tipos de flash, aunque se pueden comprar más objetivos, películas y accesorios desde dentro de la propia aplicación.

Ciertamente no es nada que no se pueda hacer con un rato de Photoshop, pero la aplicación te da las fotos ya preparadas y es capaz por si misma de enviarlas por correo electrónico, subirlas a Facebook o a Flickr, aunque echo en falta que sea capaz de aplicarle el proceso a fotos ya tomadas y almacenadas en el carrete de la aplicación Fotos.

Y por cierto que hablando de redes sociales, se puede seguir a los creadores de la aplicación en Twitter.

El interfaz no tiene mayor problema, y además hay una animación en la página principal de la web que lo explica, aunque hay disponible un manual [PDF 6,6 MB].

Eso sí, la aplicación tiene la peculiaridad de que hay que esperar a que se «revele» la foto antes de cerrarla, so pena de perderla, proceso que tarda unos segundos, y algunos segundos más si activas el modo de alta calidad en las preferencias.

Lo único que quizá no es muy obvio es que si sacudes el iPhone la aplicación se encarga de escoger una combinación al azar de objetivo, película y flash para hacer la próxima foto, aunque de nuevo es algo que se puede desactivar en las preferencias.

No es ningún secreto -más bien todo lo contrario- que la cámara del iPhone no es ninguna maravilla, aunque la del 3GS ha mejorado un poco respecto a las anteriores, pero utilizarla con esta aplicación es cuando menos divertido y algo imprevisible, lo que casi hace parecer que la cámara del teléfono es útil para algo. Personalmente, no me arrepiento de haberme gastado los 1,59 euros que cuesta, aunque este precio es de oferta y por un tiempo limitado.

He subido algunas fotos a Flickr para dar una idea de los efectos que se pueden conseguir con el kit básico.

(Me reveló su existencia Adolfo desde su blog).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear