Por @Wicho — 24 de Marzo de 2013

Cójase una erupción solar clase M1, espérense un par de días a que la eyección de masa coronal que produce llegue a la Tierra, plántese una cámara con un objetivo de ojo de pez… Y si sabes lo que haces puede salir un vídeo como este que hizo Göran Strand, Aurora Borealis 2013-03-17.

Recoge cuatro horas de imágenes tomadas desde Östersund, entre las 19:20 y las 23:35 UTC del 17 de marzo; en total fueron 2.464 imágenes RAW que suman un total de 30Gb.

La imagen del Sol con la que empieza el vídeo es un mosaico de 10 imágenes tomadas a través de un filtro hidrógeno alfa el día 16 de la mancha solar AR1692, que fue la causante de la erupción solar en cuestión.

Es especialmente impresionante ver la comparación del tamaño de la Tierra con la de la mancha solar, que nos recuerda una vez más lo minúscula que es.

Y eso que la erupción solar que da origen a esta aurora no es de las más potentes. Estas se clasifican de más pequeñas a más grandes en las clases A, B, C, M y X, con un número dentro de cada una de ellas entre 1 y 9 que indica la potencia relativa dentro de cada clase. Dentro de cada una el aumento es lineal, de modo que una erupción M9 es nueve veces más potente que una M1, pero entre clases cada una es 10 veces más potente que la anterior, de modo que una X2 por ejemplo y es cuatro veces más más potente que una M5.

(Vía Universe Today).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear