Por Nacho Palou — 24 de Febrero de 2009

Pilas de segunda manoDespués de casi un año ayer cambié las pilas de una estación meteorológica Oregon Scientific, las cuales, en una vida anterior, habían sido desechadas como "gastadas" por un flash 430 EX.

No es una demostración científica ni mucho menos, pero se trata de un caso práctico en el que aunque las pilas dejan de ser útiles para utilizar en el flash -porque se alarga mucho el tiempo de carga de éste- aún siguen siendo válidas en aparatos menos exigentes, como relojes, termómetros, algunos juguetes, etc.

Anotaciones relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

6 comentarios

#1 — javier fernandez

Otro truco que leí hace tiempo, y que practico con resultado sorprendente, es una vez acabada la batería, golpearla con un martillo por los laterales, dejando marcas en la misma.

otra forma en http://techadicto.blogspot.com/2009/01/dando-ms-vida-pilas-descargadas.html

#2 — m0nz0

Con las pilas de los mandos de la Wii o el mouse las "reciclo" para la legion de mandos a distacia que aun las aprovechan bastante tiempo.

#3 — Itarsier

En los 90, las mordia. Quedaban deformadas y tenia para 2h mas de musica en el discman!

Sobre este truco... ya lo dijeron kraftwerk en el 1975, "Ohm sweet ohm".

#4 — ColetasSoft

Sin olvidarnos de los mandos de la Wii... eso si, te vas a jartar de decirle "si, ya se que estan bajas las pilas del mando" ;)

#5 — Carolina

Mi truco larga duración es usarlas en mi cámara BenQ unas horas (en modo full turista, son apenas unas 5, menos de 100 fotos) y luego dárselas a mi Ricoh Caplio, que las usa unos 4 días a toda marcha y que las deja secas. Después de eso ni el reloj de pared las acepta.

#6 — Roberto Plà

En casa 'el último de la fila' es el ratón inalámbrico que tengo sobre la mesa que va aprovechando los últimos restos de carga en todas las pilas AAA.

Su secreto es que al alcance de la mano está la bandeja con donde se van depositando las pilas gastadas en varios compartimentos: útiles, dudosas, gastadas por exprimir y desechadas.

Estas últimas pasan a un frasco que cuando está lleno, vacío para llevarlas a mi centro de trabajo donde tenemos contenedores que periódicamente son retirados por un manipulador de residuos autorizado.