Por @Alvy — 5 de Enero de 2015

HyperDroste: explorando el infinito con la cámara fotográfica del smartphone

Los aficionados a las fotografías raras y especiales con toques artísticos y geométricos disfrutarán de una herramienta como HyperDroste, que permite crear una versión de la imagen dentro de la propia imagen. Esto que suena tan fácil es en realidad geométricamente muy complejo, aunque ahora está al alcance de la mano en una app para iOS que permite aplicar la curiosa técnica matemática a las fotografías.

El efecto Droste debe su nombre una marca holandesa de productos alimenticios del mismo nombre. Droste solía usar en los envases de sus productos imágenes recursivas que están contenidas dentro de la propia imagen. En un ejemplo clásico una mujer sostiene una bandeja con una caja de cacao, cuyo dibujo es la misma imagen de la caja original, en la que se ve a una mujer que sostiene una caja de cacao… y así hasta el infinito.

El popular artista holandés M.C. Escher explicó las matemáticas del efecto Droste tras aplicarla a muchos de sus dibujos. De uno de ellos, Galería de grabados, incluso se han creado magníficos vídeos explicando sus secretos.

HyperDroste funciona con imágenes estáticas fotografiadas desde el iPhone, que acaban convirtiéndose en fotos o en animaciones recursivas. La foto ha de tener un formato cuadrado; normalmente se busca una simetría y unos elementos adecuados para que el efecto resuelte simpático: alguien sujetando una hoja de papel, la esfera de un reloj o un tablero ajedrezado – todo depende de la imaginación que se le quiera echar.

Una vez realizada la toma los diversos controles de la app permiten controlar la rotación, zoom, el paralelaje, la forma, el «marco» y otros efectos especiales de una amplia galería – incluyendo variaciones en la perspectiva y animación. El truco es ajustar la foto original de modo que la composición final sea «creíble». No es fácil. Pero disparar fotos digitales es gratis: con un poco de práctica se acaba consiguiendo sin problema.

Terminado el proceso se puede guardar la foto, expotar como película, GIF animado, subir a Dropbox, iCloud Drive o servicios similares.

Quienes no tengan un iPhone con el que realizar este tipo de fotografías quizá encuentren interesante PhotoSpiralysis para Windows: es algo más complicado –aunque también tiene distintas posibilidades a las de HyperDroste– pero es mejor que nada. Y es que después de ver algunas de las maravillas que se pueden crear es difícil resistirse a la tentación de probarlo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear