Por Nacho Palou — 24 de Junio de 2008

Tripode HumanoPara aquellas ocasiones en el que el trípode no es una opción hay varias técnicas de coger la cámara que pueden ayudar a minimizar la vibraciones. El objetivo es reducir el ligero movimiento de la cámara que resulta casi inevitable cuando se sujeta con las manos, especialmente en el momento de accionar el disparador –de modo que en todas ellas se puede añadir lo de “contener la respiración en el momento de apretar el botón".

  • Codos hacia dentro – juntar y apretar los codos hacia dentro y adicionalmente apretarlos contra el centro del pecho.
  • Levantar el hombro izquierdo – a la vez que se junta el brazo al costado, apoyando el codo en las costillas.
  • El trípode humano – consiste en sentarse en el suelo y descansar el codo izquierdo sobre la rodilla del mismo lado. Juntar el codo derecho contra el costado o pecho.
  • Tumbarse en el suelo – boca abajo. La cámara queda sobre el suelo y la mano izquierda se coloca, en el momento del disparo, debajo del extremo (o del parasol) del objetivo, plana o en puño según sea necesario ajustar la altura.
  • Estilo ametralladora – donde el extremo del objetivo apoya en la parte superior del codo izquierdo. A la vez la mano izquierda se agarra al brazo o al hombro derecho que va contra el pecho.
  • La cuna – colocando la cámara en una especie de hueco entre el hombro y la muñeca. Se puede combinar con el trípode humano.

El original, 6 Techniques to Reduce Camera Shake de Natalie Norton, está ilustrado con fotografías que muestran las posiciones comentadas, aunque se olvida de los pies -tanto en el texto como en las fotos. Es importante colocar bien los pies, separándolos medianamente, para añadir estabilidad al cuerpo completo.

Tripode con una cuerda

Algunas de esta técnicas también se explican y muestran en el vídeo Métodos alternativos para coger la cámara; otro bonito truco es construirse un ingenioso, sencillo y barato estabilizador de cámara utilizando una cuerda.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

11 comentarios

#1 — Jose

Tambien apoyar la espalda en algo firme, y agarrarte a lo que puedas o apoyar la cámara contra una columna, pared...

Eso sí, en el enlace a 6 Techniques to Reduce Camera Shake, con ese pedazo de zoom que utilizan tiene que ser difícil reducir las vibraciones cuando no haya muchísima luz y puedas seleccionar la mayor velocidad de obturación.

#2 — David

Los consejos están muy bien, pero siempre tengo una duda con el primero de ellos, el de pegar los codos al cuerpo y apretarlos: aunque hagas poca fuerza, los músculos tiemblan al hacer fuerza, aunque sea poca. Así que nunca consigo buenos resultados con esto :(

Yo creo que ninguna técnica que consista en crear tensión en un músculo puede dar lugar a menos trepidaciones. Aunque no soy ningún experto :)

#3 — La Bitácora del Caminante

#2 David, es que no se trata de hacer fuerza. Sujeta la cámara con ambas manos, apoya antebrazos y codos contra tu pecho e inspira profundamente. Ahora suelta el aire despacio y dispara.

Así es como lo hago yo... y me funciona bastante bien. He llegado a hacer fotos prácticamente nítidas hasta con exposiciones de 1/10 y medianamente aceptables a 1/3.

Pruébalo y nos cuentas.

-- Wayfarer

#4 — Nacho Palou

Como dice #3 Wayfarer no es cuestión de fuerza sino de firmeza pero relajado.

Aunque obviamente este tipo de cosas no son universales, hay a quien le sirve y a quien no –por ejemplo hay ciertas posturas, com la de la metralleta, que dependiendo del ojo que utilices puede ser válida o no.

#5 — Juan

Mi técnica favorita para evitar fotografías movidas es utilizar el autodisparador, ya sabéis, el sistema de retardo entre para salir uno mismo en la foto.

Activo el autodisparador (si el lapso es regulable basta con 2 segundos), acto seguido disparo (la inevitable vibración no provoca problemas porque la fotografía no se ha disparado) y, finalmente, mantengo muy firme la cámara en cualquiera de las modalidades que habéis comentado.

#6 — David

Pues gracias por los ánimos, pero me temo que no consigo nada. Sigo temblando un montón. Me doy cuenta de que se me mueven los brazos con el latido del corazón... o_O

Hice la prueba del estabilizador con el cordel y eso mejora mucho: he pasado de tener movimiento aleatorio a movimiento de radio constante xDxDxD

Tengo un pulso como para robar panderetas... :P

#7 — n3ptun3r

Sois mis ídolos... gracias a vosotros voy a exprimir mi nueva EOS 450D ^__^

#8 — Nuri en Alemania

Yo también uso el autodisparador.

Otro truco que utilizo es contener la respiración en el momento de disparar. Por suerte tengo buen pulso.

#9 — Nacho Palou

Efectivamente ese es muy buen truco David, yo alguna vez lo he usado y funciona muy bien - cogiendo la cámara con las dos manos firmemente (que no fuertemente) incluso apoyándola contra el pecho

Quedas como un cateto pero funciona ;-)

#10 — enrique villamarin

Todas las posiciones que indican son muy buenas; pero ninguna funcionara si no se utiliza como lo dice Nuri en Alemania, el saber respirar para que en el momento del disparo se contenga la respiracion de forma adecuada.

La técnica es ir tomando el aire por la nariz e ir votándolo lentamente por la boca y cuando llega el momento indicado de la toma fotográfica, se toma el aire llenando bien los pulmones y sosteniendolo; en este preciso momento se realiza el disparo.

#11 — juanmah

Yo aparte de contener la respiración, lo que hago es una ráfaga de 3 ó 4 fotos. Lo normal es que la primera y la última salgan un poco movidas, pero las del medio salgan bien.