Por @Wicho — 26 de Enero de 2011

Portraits Of Strangers por Danny Santos

¿Te atreverías a parar a un desconocido que te cruces por la calle para pedirle que te deje hacerle una foto? Pues esta es precisamente la idea detrás del proyecto Portraits of Strangers de Danny Santos II.

Yo, creo que jamás me atrevería.

(InspireFirst vía Backfocus).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

11 comentarios

#1 — Kowska

Proyecto sencillo. Los fotografos de hoy dia se cortan mucho a la hora de pedir a la gente que colabore.

Yo habitualmente hago que alguna gente de la celle pose para las fotos.

Saludos

#2 — Lili

Interesante proyecto que vuelve los ojos a la gente. Hay que tener tacto para convencer a un extraño para que se deje retratar.

#3 — Joaquín Corbalan

La verdad que la fotografia que mas me interesa es la de las personas, sobre todo retratos en las que pueda ver los ojos y la mirada. Desde luego hay que ser atrevido.

#4 — Abandonalia

Uno que hace eso es Albert Jodar.

Le conocí hace unos años, y simplemente sonríe y pregunta si puede hacer una foto. Luego explica que hace fotos a gente que no conoce y la gente parece que acepta.

Algunos no parecen muy "anónimos" ni "paseantes", especialmente los que están en sus casas, pero el resto sí.

#5 — Javi Moya

Yo cuando he estado en Japon y China si me atrevía a pedir a la gente que se dejara fotografiar... y sorprendentemente... la inmensa mayoría aceptaban !! (supongo que tener pinta de guiri y llevar una cámara gorda ayuda)

Pero en Occidente ni pensarlo... no me atrevería jamás... porque piensas que van a creer que eres un pervertido o algo...
¿no?

#6 — Albert

Yo lo he hecho, a menudo, de hecho. El truco es parecer que sabes lo que haces. Y la pinta de fotógrafo ayuda. Tembloroso y con una cámara pequeña con el objetivo del kit y la correa original impoluta, es difícil. Con el flash colocado, un objetivo manual, la mochila y una sonrisa, normalmente uno puede disparar incluso antes de dar la explicación.
Lo mismo que la foto de un bodegón, la nocturna con coches y etc. esto es una de esas fotos o sesiones que todo aficionado debería hacer.

#7 — luis arguell

Yo lo hago en parques de cuerpo entero ,y , a larga distancia,con el zoon de 300 m.m,y nunca he publicado una

#8 — asgard

No es una idea nueva... un proyecto algo ya viejuno es también 100strangers. Siempre he querido participar en ése, pero me acaba dando corte.

#9 — david

Yo es algo que hago habitualmente, especialmente cuando viajo. Las fotos de viaje que más me gusta hacer son precisamente las de gente que me encuentro en la calle cuando paseo, o en sus puestos de trabajo (vigilantes de sala de museos, dependientes o camareros en un descanso fumando en la calle, etc...). Normalmente, y sobre todo en el extranjero (no sé si por qué la gente en general es más abierta, o yo me suelto y me olvido de mis prejuicios), nunca he tenido ningún problema. Ni siquiera en el Bronx, cuando estuve en NYC este pasado octubre.

Imagino que una cámara "curiosa" (uso cámaras de formato medio, película) y el ir de cara con una sonrisa siempre ayuda. Yo desconfiaría de alguien con un teleobjetivo merodeando, pero de alguien que te va de frente y de buen rollo no veo por qué.

De todas formas, lo de fotografiar extraños no es nada nuevo, ni tampoco algo especialmente llamativo. Lo difícil, entiendo, es hacer un proyecto o edición con cierta coherencia e interés artístico más allá de gente anónima en la calle.

#10 — Mariu

A mí no me importa que me saque una foto un desconocido pero esperaría que me mandara una copia.

#11 — Juan

Sí, creo que es un ejercicio fundamental para todo fotógrafo: superar la vergüenza a fotografiar desconocidos pidiéndoles su permiso. Existen una serie de técnicas para ello pero la mejor es ser buena persona y tener una entrenada inteligencia emocional. Recordemos que al final la fotografía solo es una excusa para conocer otras realidades, para conocer la vida.