Por Nacho Palou — 28 de Mayo de 2010

fondo-estudio.jpg

Aunque está en inglés, el proceso explicado en Step by Step Guide for Building a Seamless White Backdrop para construir un fondo para fotografía de estudio es bastante fácil de seguir -por la propia simpleza de la estructura y las fotografías e ilustraciones que acompañan al texto. Las medidas se pueden adaptar al tamaño que se quiera.

La versión más fácil todavía creo que la leí en algún libro, y consiste simplemente con colgar en una pared (sin ventana, por ejemplo por encima de un escritorio) una cortina de las que se recogen enrollando -un estor- con un tejido sintético blanco que sea más bien grueso. Se pueden hacer a medida, aunque suelen ser más caros. Cuando se quiera utilizar se despeja la mesa y se desenrolla dejándolo caer sobre sobre ésta, dándole la curvatura adecuada para evitar marcas y sombras en el fondo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

3 comentarios

#1 — Roberto Plà

Tambien, y según el tamaño de lo que fotografíes puedes comprar un 'MALA' en Ikea. Yo lo hice:
http://robertopla.net/blog/idea-mala-en-ikea.htm

#2 — Juanje

Cuando lo fotografiado es de pequeñas dimensiones me hago con un papel tamaño A3 o 70x50 y pego uno de sus estremos a la pared, creando el "micro-espacio" para fotografiar cicloramas

http://juanjemolina.mifotoblog.com/
http://kultur-huset.blogspot.com/

#3 — Mayestic

¿Qué es el material blanco que utiliza? Se me ocurre que depende de que sea, este artilugio se podría hacer la versión Pro, y que fuera plegable.