Por @Alvy — 29 de Junio de 2015

El poderoso zoom óptico de la Nikon Coolpix P900 (×83) ha hecho que algunos redefinan medio en serio medio en broma lo que es esta cámara de fotos, convirtiéndola en «un telescopio que además sirve para hacer fotos normales y corrientes». Como puede verse en el vídeo de demostración de un aficionado –hay cientos en YouTube– con la ayuda de un buen trípode el efecto es resultón y poderoso, al menos para una cámara de unos 600 euros (gama «Bridge»).

Hay que tener en cuenta que esta ampliación es tan grande que es prácticamente imposible conseguir fotos o vídeos decentes sujetando la cámara simplemente con las manos (debido a los inevitables movimientos); utilizar un trípode se hace casi obligatorio a partir de un ×20 o ×40, por establecer algún límite.

Aquí otro que muestra la realidad de la ampliación:

El resultado también está un poco pixelado y «ruidoso» pero es interesante y además algo al alcance de mucha gente, aunque a los profesionales de la fotografía (¡o de la astronomía!) esta solución les pueda dar dentera.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear