Por Nacho Palou — 6 de Octubre de 2017
DKyDxBeV4AAcHE1 jpg small
Fotografía: Playboy.

Para variar un poco el enfoque habitual de los obituarios dedicados Hugh Hefner, fundador de Playboy, Design Taxi recuperó hace unos días la anécdota de cómo Playboy contribuyó de forma indirecta a desarrollar el formato de archivo JPEG, How ‘Playboy’ Revolutionized Image-Processing, Accidentally Created The JPEG a partir de una serie de tuits de SwiftonSecurity recogidos en Mashable,

Lena Söderberg, conocida como La primera dama de internet, aparecía en el número de noviembre de 1972 de Playboy como Miss Noviembre. La fotografía de Lena ocupaba las páginas centrales y es posible que la hayas visto alguna vez.

La foto de Lena se convirtió en la imagen más utilizada en el desarrollo del procesamiento de imágenes de forma digital. Tanto que su fotografía fue una de las primeras que circularon por Internet debido precisamente a que se utilizaba para investigar la compresión digital de imágenes.

El equipo de investigadores de la universidad del Sur de California que trabaja en el procesamiento digital de imágenes solía experimentar con imágenes que tenían a mano. Pero necesitaban algo más adecuado, una fotografía con mejor color y con rostro humano.

Un día alguien apareció por allí con el número de noviembre de Playboy y la imagen central tenía todo lo que los investigadores necesitaban: cantidad de detalles, gradaciones de color y un sujeto atractivo y familiar.

La historia era ya conocida —la hemos mencionado alguna vez— y desde aquel momento la imagen fue ampliamente utilizada para el desarrollo de lo que después sería el formato de archivo de imagen JPEG. El formato JPEG se utiliza hoy ampliamente para todo aquello que tenga que ver con fotografías digitales — en ordenadores, internet, cámaras digitales o móviles.

Una imagen «lasciva y sexista»

La imagen original a doble página y desplegable fue cortada a la altura de los hombros para que encajara en un tamaño 512 x 512 píxeles. Años después, ya en los años de 1990, la fotografía de Lena se seguía utilizando por la ciencia. Esto provocó una fugaz disputa por los derechos de uso de la imagen que se resolvió con un acuerdo informal con Playboy, según cuentan en Mashable, que facilitó seguir utilizando la fotografía para el desarrollo de siguientes versiones de JPEG.

Con el tiempo sin embargo esa imagen dejó de usarse debido “tanto a su origen lascivo y sexista como a razones puramente prácticas, ya que los algoritmos modernos sobrepasan el rango de esa imagen”.

También The Atlantic contaba esta historia hace algún tiempo en The Playboy Centerfold That Helped Create the JPEG.

Vía Fstoppers, vía Design Taxi.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear