Por Nacho Palou — 27 de Abril de 2009

Lightscoop @ Photography Review
Reseña del Lightscoop en PhotographyReview.com

Lightscoop es un sencillo accesorio para rebotar la luz del flash incorporado en cámaras réflex de gama baja y media. En realidad no es nada que no se pueda hacer con algo de cartón o papel blanco o de aluminio, pero, aunque solo sea porque su acabado es menos cutre y queda perfectamente encajado en la zapata del flash, puede ser un accesorio interesante para utilizar puntualmente.

Si simplemente prefieres utilizar una cartulina en blanco (una tarjeta de visita o un pequeño espejo de mano pueden hacer el apaño), la web puede ser interesante para conocer la configuración de cámara remendada para obtener los mejores resultados en comparación con el uso del flash (incorporado) directo.

Para utilizar un reflector tipo el Lightscoop se recomienda poner la cámara en modo manual (M), seleccionar un valor ISO alto y una velocidad de obturación de 1/200 de segundo junto con una abertura grande y sincronización a la primera cortinilla -sin reducción de ojos rojos ni nada parecido. También es recomendable incrementar en +1 o +2 puntos la exposición del flash para obtener de éste la máxima potencia dentro de sus posibilidades.

Sería más versátil -y justificaría mejor su precio- si la pantalla frontal fuera intercambiable y basculante para conseguir otras configuraciones como rebotar a pared lateral, suavizar con un difusor o concentrar la luz cerrando el ángulo.

Aún sin haberlo probado parece una forma simple y elegante de mejorar los resultados utilizando el flash incorporado y quien lo ha probado (aparte de la de PhotographyReview.com hay enlaces a otras reseñas en la web del fabricante) dice estar satisfecho con los resultados del artilugio teniendo en cuenta las limitaciones propias de este tipo de flashes, claro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear