Por @Wicho — 28 de Octubre de 2013

Este artículo se publicó originalmente en Trend It Up, un blog de Sony Mobile donde colaboramos con anotaciones sobre tendencias de tecnología, diseño y arte.

Sony NEX-3N

Extremadamente populares en los últimos años, las cámaras sin espejo de objetivos intercambiables, también conocidas como EVIL por sus siglas en inglés o como cámaras de sistema compacto, tal y como las denomina Sony, son una opción muy atractiva cuando no quieres ir cargado con una réflex y sus objetivos y una compacta se te queda pequeña.

La Sony NEX-3N es el nuevo modelo de entrada de esta gama de Sony, cámara que tuve la oportunidad de probar hace poco.

Se trata de una cámara con un sensor APS-C de 16,1 megapíxeles capaz de hacer fotos a 4 fotogramas por segundo y grabar en formato RAW y jpeg simultáneamente, de grabar vídeo en full HD a 50i ó 25p, con flash incorporado, y con una pantalla LCD que se puede girar hasta 180º para tomas con encuadres bajos, altos, o incluso para hacerse un autorretrato, aunque no es posible girarla de tal modo que quede protegida por el cuerpo.

Es, además, una cámara muy ligera y pequeña, con 210 gramos de peso para el cuerpo y unas medidas de 117,3 x 66,6 x 41,3 milímetros, lo que le permite decir a Sony que es la cámara más pequeña del mundo con objetivos intercambiables.

Pero aún para alguien con las manos grandes como yo, es una cámara que en cuanto le montas un objetivo se maneja bastante bien, con los controles fácilmente accesibles y que no requiere de la consulta de ningún manual a poco que estés acostumbrado a manejar una cámara digital, aunque algunos ajustes, como por ejemplo el de la sensibilidad ISO, quedan en sitios un poco raros.

Gente Blog y Medios
Gente Blog y Medios - Más fotos en BYMX

Incorpora, además, distintos modos de funcionamiento automáticos para los fotógrafos menos experimentados, así como modos de prioridad de obturador, de velocidad, y completamente manual para quien controle más.

Y hablando de modos manuales, el sistema de ayuda de enfoque manual, que indica en la pantalla las zonas que están enfocadas mediante unos contornos de colores, es muy cómodo de usar para cuando el autofoco se lía, aunque no es algo que pase con frecuencia, pues es bastante efectivo.

Ferminius
Más fotos en BYMX

Lo que menos me ha gustado de la cámara es que no tiene un mando dedicado para cambiar el modo de funcionamiento, sino que usa para ello una rueda situada en la parte trasera de la cámara, que de hecho se usa para cambiar casi todos los ajustes de ésta. Este mando es excesivamente fácil de mover sólo con que se roce con la ropa, por lo que a menudo me encontré disparando con unos ajustes distintos a los que pensaba.

Tampoco me ha gustado mucho el hecho de que la única opción para ver lo que está haciendo la cámara es usar la pantalla LCD, pues no tiene visor «de los de toda la vida», o que el tiempo de encendido sea de algo más de un segundo, aunque para el resto de las operaciones la cámara es lo suficientemente rápida.

Pero en cualquier caso, con un precio de 749 euros (IVA incluido) para el kit NEX-3NY que incluye el cuerpo, un zoom 16-50 F 3,5 – 5,6, y un 55-210 F 4,5 – 6,3, cada uno de ellos con un precio de tarifa de 349 euros, la NEX-3N parece una opción a tener en cuenta, en especial, dado que la calidad de las imágenes que capta su sensor no tiene mucho que envidiar al de sus hermanas mayores las réflex.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear