Por @Wicho — 23 de Julio de 2012

Canon EOS-M en negro
Canon EOS M en negro; estará disponible también en rojo, blanco y plata según mercados

No sin tiempo, Canon acaba de presentar su primera cámara sin espejo de objetivos intercambiables, cámara compacta de sistema, EVIL, o como quieras llamarla.

Se trata de la EOS M [especificaciones completas], una cámara que incorpora el mismo sensor tamaño APS-C de 18 MP de la EOS 650D, lo que le otorga un factor de multiplicación de 1,6, y que es capaz de grabar vídeo en Full HD a 1.920x1.080 y a 30, 25 ó 24 fotogramas por segundo con sonido estéreo en un cuerpo que mide 66,5 mm de ancho, 108,6 mm de alto, y 32,3 mm de profundidad y que pesa 402 gramos con batería y tarjeta.

Los dos primeros objetivos EF-M
Los dos primeros objetivos EF-M

La principal novedad de la EOS M, aparte de ser una EVIL, es que incorpora una nueva montura, la EF-M, para la que Canon ha presentado dos objetivos, el EF-M 22mm f/2 STM y el EF-M 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM. Las siglas IS son de estabilizador de imagen, mientras que STM es de los motores paso a paso que Canon ha diseñado para permitir mantener el foco mientras se graba vídeo, ya incorporados en los EF-S 18-135mm F3.5-5.6 IS STM y el EF 40mm F2.8 STM.

Y como era de esperar Canon ofrece un adaptador opcional con un precio de 139€ que permite usar en la EOS M cualquiera de los de objetivos con montura EF y EF-S disponibles en el mercado manteniendo todas sus funciones, aunque en algunos casos la cosa puede resultar un poco ridícula, y habrá que ver cómo va el tema de la velocidad de enfoque.

Canon EOS-M con un EF 70-200 2,8
Canon EOS M «montada» en un EF 70-200 2,8

La cámara también ofrece una opción de menú para disparar sin objetivo, lo que apunta claramente a que puedan aparecer adaptadores de terceras partes que permitan usar otro tipo de objetivos, aunque con enfoque y apertura manual.

Otra característica destacada de la EOS M es que apenas ofrece controles físicos, dejando el control de prácticamente todas sus funciones a su pantalla táctil, algo que en el primer contacto de Dpreview dicen que funciona muy bien.

Controles de la Canon EOS-M
Controles de la EOS M

Con esto queda bastante claro el público objetivo de la EOS M, que es el de aquellos que buscan ir más allá de una compacta pero sin querer meterse en las complejidades de una réflex, aunque además de los modos automáticos y filtros también incluye modo manual, de prioridad de obturador, y de prioridad de apertura.

Es cierto que con un precio de 849 euros para el cuerpo con el 18-55 mm o de 1049 euros para el kit que incluye además el 22 mm no es una cámara barata, y de hecho hay réflex por menos dinero y de un peso similar, pero no hay que olvidar que en Japón este tipo de cámaras y usuario representa ya más del 50 por ciento del mercado.

También es seguro que Canon sacará otro modelo de esta gama con controles más avanzados, y quizás con un visor óptico opcional, un accesorio no disponible para la EOS M, para intentar quedarse con la otra parte del mercado, la de los que teniendo ya una o más réflex buscan una cámara más compacta «de llevar puesta» pero compatible con los objetivos que ya poseen. Pista: por aquí nos gusta mucho el concepto de la Canon AE-D ;-)

Pero mientras tanto, habrá que ver cómo funciona la EOS M en el MundoReal™, aunque la EOS M no saldrá a la venta hasta octubre.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear