Por @Wicho — 24 de Marzo de 2009

Anoche en el Telediario una de las testigos del accidente de un Pilatus PC-12 en Montana comentaba como algunas de las personas presentes cuando este se estrello se pusieron a hacer fotografías y vídeos en lugar de echar una mano, aunque es dudoso que pudieran haber hecho nada si efectivamente como parece el avión cayó en picado y explotó en el impacto.

Esto me recordó a una anotación que escribió Phosy en su blog hace unos meses, titulada precisamente El sitio justo en el momento adecuado, en la que habla precisamente de su reacción el día del accidente de Spanair en Madrid.

Accidente-Spanair-Madrir-Ba
Nube de humo en el lugar del accidente inmediatamente después de que el avión de Spanair se estrellara y se incendiara. Mientras tanto, un avión de otra compañía aterriza en otra pista del aeropuerto. Foto (CC) Nacho Palou.

Phosy comenta como al escuchar la noticia en la radio del coche le «entró un subidón de adrenalina» y sólo pensaba en llegar cuanto antes allí par hacer fotos y luego sus reacciones a lo largo del día y las dudas que en un momento dado le surgieron acerca de la oportunidad de hacer esas fotos.

Vosotros, y esta pregunta en realidad es para los aficionados, de haber podido acercaros al aeropuerto o a un sitio en el que se acabara de producir un hecho similar, ¿habríais ido? ¿Lleváis siempre el equipo a mano, por si acaso?

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

11 comentarios

#1 — Tonymadrid

Claro que habría ido, el equipo SIEMPRE lo llevo encima, y no todas las intenciones en este aspecto tienen que ver con el morbo, pues está más que comprobado que las compañías, empresas, gobiernos, han utilizado infinidad de veces fotografías y vídeos de aficionados para esclarecer las causas de un accidente o un hecho cualquiera ocurrido.

Supongo que algunos tenemos alma de fotoperiodista, en el fondo...

#2 — me sorprende

Perdonad, pero me parece que hay que ser un poco morboso (por no decir una cosa), para que lo primero que se le pase a uno por la cabeza ante un accidente de esa magnitud sea hacer fotos... un poco de respeto, por favor.

#3 — Pablo

Pues sí, creo que si no se hicieran, muchas veces no tendríamos fotos "reales" porque al poco se montaría un dispositivo, se prohibirían las fotos y se permitirían sólo algunas y ahí ya empezamos a entrar en otro tema...

#4 — Leandro López (inkel)

En parte coincido con el segundo comentario, creo que hay que tener al menos un poco de morbo como para ir hacia a tomar fotografías donde se haya producido un accidente. Lo que si considero es que el asunto del respeto pasa más bien por otro lado: no necesariamente tomar fotos es una falta de respeto.

La fotografía directa de un cadáver si me parece muy irrespetuoso, sobretodo por los familiares del mismo, ahora si lo que se busca retratar es por ejemplo la magnitud del desastre o, como bien señala Tonymadrid, como medio para ayudar con la resolución de un caso, no me parece mal.

No sé si podría acudir yo a un accidente a retratarlo, creo que no tengo la fuerza suficiente, ahora bien me tocó hace unos años tomar fotografías de la escena donde el padre de un amigo muy cercano se suicidó y no me tembló el pulso el hacerlas, dado que las mismas sirvieron para esclarecer las condiciones del mismo.

Como todo en la vida, no se puede hablar en absolutos, cada cosa tiene su momento, su lugar y su razón de ser. Admiro a los fotoperiodistas por su valentía aunque cierto es que a veces se confunden los primeros con los paparazzis que están más a la caza y servicio del morbo que de la noticia.

#5 — Alvy

Hay varios factores a considerar, personalmente creo que no está mal hacer las fotos si realmente no hay nada que puedas hacer personalmente en la situación (ej. la foto esta del avión, que cae a muchos kilómetros, con los bomberos ya en camino). De hecho incluso esas imágenes pueden ayudar en el futuro (ej. mostrando algo que luego sea relevante en la investigación del accidente.)

En otras situaciones la cosa creo que cambia si uno es consciente de que puede haber víctimas o no. Por ejemplo en un espectacular accidente de un camión en la A2 que nos pilló muy cerca de la ofi corrimos allí con las cámaras; parecía bastante claro que no había heridos así que hicimos un montón de fotos y vídeos, algunas las publicaron en periódicos posteriormente.

Un ejemplo límite de este tipo de cosas puede ser la foto de Carter que ganó el premio Pulitzer de 1994 {Aviso: historia no apta para gente demasiado sensible}, donde al parecer se le criticó duramente por no intervenir, aunque no está claro si hubiera servido de algo. (El final de la historia es muy, muy terriblemente trágico, por cierto.)

También creo que se pueden hacer las fotos y luego decidir si publicarlas o no.

#6 — Herzeleyd

Curioso que al escuchar por la radio un accidente tan grave, lo primero que se le pase a alguien que no es periodista, ni vive de fotografía de sucesos (o eso creo), se le pase eso por la cabeza.

Me recuerda a aquella concejala que volcó con el coche, y nadie la ayudaba mientras todos hacían fotos con el móvil o con lo que fuera.

Si estuviera en aquella zona, con aquel descontrol, lo primero que preguntaría es si necesitan ayuda, y no sacar varias fotos morbosas para decir que yo estuve allí.

#7 — Alvy

Muchos de los grandes acontencimientos de la historia han sido captados en fotos o películas por aficionados; mira la Película de Zapruder en el caso JFK o algunas de las tomas del 11-S. Otra cuestión es si publicarlas o emitirlas al momento o no.

Es poco conocido, pero las imágenes de Zapruder no se hicieron públicas al momento. Llevó la película a revelar, hizo dos copias para el Servicio Secreto y vendió esa misma noche por 50.000 dólares los derechos a la revista LIFE (para las fotos) y a los pocos días por otros 150.000 dólares por la película completa. (Eso equivale a 1 millón de dólares de hoy en día).

Los diversos fotogramas se publicaron en la revista a la semana siguiente, pero la película no se emitió públicamente por televisión hasta 1975, doce años después.

#8 — phosy - Alfonso

Curioso ver el enlace a mi articulo después de tantos meses :) Casi se me había olvidado ya

Sobre los comentarios ya realizados, decir que en mi opinión, el morbo no está en el hecho en sí, sino en la actitud de uno ante la situación. Donde yo estaba es una loma aproximadamente a 2 kilómetros del accidente. Yo no podría haber ayudado a nada de darse el caso, y por supuesto, si hubiera habido alguna oportunidad, no dudaría en ayudar antes de hacer fotos. No es comparable al hecho que se comenta de un accidente, donde por supuesto yo no habría tenido la misma forma de actuar que se comenta.

Por otro lado, como digo, la actitud ante el hecho está en las personas. Yo llegué, hice fotos y me fui. No había nada más que hacer allí. No soy profesional ni gané nada con esas fotos, de hecho las ofrecí en flickr a quien las quisiera o necesitase en alta resolución de manera totalmente gratuita. pero en lo que yo me iba, había mucha gente que estaba antes de llegar yo, y seguía cuando me iba. Y no estaban nada más que mirando. Esa actitud a mi si me parece morbosa.

EN cualquier caso, yo mismo en mi artículo pongo en duda mi propia forma de actuar, porque de hecho las sigo teniendo. Así fue como actué, y creo que no hice mal, pero siempre me quedan resquicios de duda éticos/morales.

#9 — ACALU

Yo creo que si el accidente esta lejos de donde me encuentro no hubiera ido, y mas para hacer fotos. Ademas, las fotografias periodisticas no es la modalidad que mas me gusta. Otra cosa es que este cerca, que en ese caso me hubiera acercado a ayudar, si es que me necesitan, porque muchas veces por intentar ayudar demasiadas personas es peor y estorban. Cuando escuche lo del accidente de la ministra me quede boquiabierta con la reaccion de la gente por no ayudar y hacer fotos... no lo comprendo.

Un saludo.

#10 — Marcesolo

Este verano iba con dos de mis hijos menores y en nuestras narices prácticamente, ocurrió un choque frontal. Lo primero que hice fue sacar mi vehículo a un camino,para despejar la vía, y que los niños no vieran el "espectáculo". Salí a ayudar en lo que pude,y teniendo mis cámaras de foto y vídeo en el maletero, no me acordé de ellas hasta que llegaron los equipos médicos; y para entonces consideré no procedente el usarlas. Alguien si lo hizo pues se publicaron en prensa al día siguiente.

#11 — victor

Pues yo personalmente sería incapaz de que sacar la cámara y ponerme a hacer fotos siendo testigo de un accidente, del tipo que sea.
En principio intentaría ayudar o en su defecto no molestar para que otros puedan realizar su trabajo.

Supongo que el hecho de hacerlas o no depende de tu forma de ser...si te atrae o te parece interesante hacer ese tipo de fotos o no, por el hecho de tenerlas...sería como un trofeo para enseñar a los amigotes.

Yo prefiero hacer otro tipo de fotos.