Por @Alvy — 16 de Febrero de 2018

SD Cards
Capacidad de las tarjetas SD / SD Association

No sé si seré el único al que le pasa, pero cada vez que voy a comprar algunas tarjetas de memoria han inventado dos o tres modelos nuevos y me paso un rato mirando a ver cuáles son las diferencias para elegir la «correcta».

Pero esta vez encontré en Shutterbug este estupendo artículo titulado SD Memory Cards: Everything You’ve Ever Wanted to Know donde muestran una tabla-resumen del estado actual de las tarjeas SD (Secure Digital) que utilizamos en cámaras de fotos, vídeo, móviles y otros dispositivos. Basta echar un vistazo para saber cuál es más apropiada para según qué cosas.

Velocidad

La tabla de la SD Association indica las velocidades máximas que marcará cada tipo de tarjeta: cuanto más arriba, mejor y más rápido será en condiciones normales (y más cara la tarjeta). Esto aparece con el símbolo C/U/V y un numerito; el número se refiere a la velocidad (aunque U1 son 10 MB/s y U3 son 30). La regla aquí es que:

V > U > C

Tamaño físico

Los tamaños MiniSD y MicroSD que se usan en teléfonos móviles y otros dispositivos son básicamente iguales en características, pero en un formato físico más pequeño. De hecho pueden usarse como tarjetas SD normales con un adaptador de plástico que suele venir incluido en la caja.

MicroSD > MiniSD > SD
(usando adaptador)

Capacidad

Respecto a la capacidad máxima (cuántos datos pueden almacenar) las SD originales tenían un límite de 2 GB, las SDHC (high capacity) de 32 GB y las SDXC (excented capacity) tienen 2 TB – y de momento no se quedan pequeñas. Las cámaras antiguas limitadas a una capacidad no admiten tarjetas de capacidades mayores. Por razones obvias actualmente casi todas son SDHC y SDXC; la regla básica es que las tarjetas de menos capacidad funcionan en los dispositivos de más capacidad es decir.

SDXD > SDHC > SD

Todo esto se refiere a la relación entre la tarjeta de memoria y la cámara de fotos/vídeo. Cuando se conecta a un lector de tarjetas externo, pendrive o similar para transmitir los datos al ordenador la velocidad depende en realidad del tipo de conexión USB que se utilice – así que cuando más moderna mejor; USB 3.0 suele ser suficiente.

Luego están las dos escuelas: quienes prefieren máxima capacidad en una sola tarjeta o quienes piensan que es mejor tener varias tarjetas de menor capacidad e irlas intercambiando por si alguna se estropea, que al menos no se pierda todo. Cuestión de comparar precios y de elección personal.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear