Por @Wicho — 14 de Junio de 2007

Blood And Champagne por Alex KershawBlood And Champagne. The life and times of Robert Capa 3 estrellas: Entretenido, pero con errores Alex Kershaw. Pan Books, 4 de abril de 2003. ISBN: 0330492500. Inglés. En español: Sangre y Champán. La vida y época de Robert Capa.

Siendo Robert Capa uno de mis fotógrafos favoritos de todos los tiempos, si no el favorito, empece a leer esta biografía sobre él con muchas ganas, pero lo cierto es que aunque es un libro entretenido en seguida empecé a ver cosas que me chocaron y que poco a poco me hicieron sospechar cada vez más de todas las demás que iba leyendo, con lo que al final no sabía muy bien si creerme lo que leía o no.

El primero de estos detalles «sospechosos» es que aún a pesar de la calamitosa situación económica que Kersahw atribuye a Capa cuando huyó de su Hungría natal e intentó buscarse la vida primero en Berlín y luego en París el autor coloca en sus manos una cámara Leica, y desde luego las Leicas tienen fama de cualquier cosa menos de baratas.

Ya se que podría suceder que en aquella época las Leica fueran más asequibles que ahora, pero es que después, en los capítulos dedicados a la cobertura de la guerra civil española por parte de Capa, hay unos errores que me parecen especialmente «cantosos» para un libro en el que el autor ha ivertido, al menos según dice él, cuatro años de investigación, lo que no hizo si no incrementar mi nivel de desconfianza respecto a lo que iba leyendo.

Dejando aparte errores que pueden ser de transcripción como poner «Telefônica» en lugar de Telefónica y que pueden ser obviados, cuando habla de las canciones que le gustaban a Gerda Taro, la mujer que probablemente fue el amor de la vida de Capa, dice que su preferida era «Los Quatros Generales»… y eso lo remata con el hecho de que el capítulo especialmente dedicado a ella y a su muerte se titula «La Pequena Rubena», que según Kershaw es como llamaban las tropas republicanas a Gerda Taro, y que de nuevo según él quiere decir «La Pequeña Zorra».

Aún suponiendo que en aquella época llamar zorra a una chica no tuviera las connotaciones que tiene hoy en día, pasé un buen rato intentado ver de dónde había sacado Kershaw la palabra «rubena» y si podía ser de algún sinónimo de zorra ya en desuso hasta que descubrí que en realidad a Taro la llamaban «La Pequeña Rubia».

Más adelante Kershaw cita un comentario de John Steinbeck sobre la falta de integridad de Capa pero ni lo sustancia ni aclara por qué Steinbeck puede haber dicho tal cosa, y, por citar otro ejemplo, en los últimos capítulos del libro habla también de una supuesta colaboración de Capa con las agencias de inteligencia estadounidenses a cambio de solucionar ciertos problemas con su pasaporte, pero de nuevo no pasa de ser un rumor sin confirmar.

Puede que estos comentarios y otros similares hayan sido incluidos por Kershaw para hacer ver que no sólo cuenta cosas buenas del sujeto de la biografía y así parecer como «más guay», pero en mi opinión quedan fuera de lugar.

Tampoco ayuda el que una de las fuentes utilizadas por Kershaw para documentar el libro haya sido Slightly Out of Focus, una especie de autobiografía novelada publicada por el propio Robert Capa poco después de la Segunda Guerra Mundial y que el mismo Capa reconoció que no siempre era completamente fiel a la verdad.

Y así unas cuantas cosas más que ya no cito por no parecer excesivamente picajoso, pero que, al menos para mi, han hecho que el conjunto del libro desmerezca un poco.

En lo que se refiere a fotografías, este libro no contiene ni una sola tomada por Capa, ya que el autor no recibió permiso de Cornell Capa, el hermano de Robert y responsable de su legado, para utilizarlas, quizás al tratarse de una biografía no autorizada. Lo que yo hice fue ir repasando Robert Capa: The Definitive Collection, un estupendo libro con una selección de toda la obra de Capa al que quizás le falta un poco más de texto explicando el contexto de las fotos, según leía este libro, y lo cierto es que se complementan muy bien.

Así que si te interesa la vida de Capa, el libro de Kershaw no está mal, siempre que tengas presente que a lo mejor no es tan exacto como debería ser.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear