Por @Alvy — 11 de Mayo de 2008

Sensor CCD, cuyo ruido y defectos son una especie de marca invisibleTodas las cámaras digitales almacenan en las fotografías ciertos datos que la mayor parte de los usuarios no sabe ni que existe, especialmente en los datos EXIF. Pero también guardan de forma inadvertida otro tipo de información que, mediante el estudio detallado de cierto volumen de imágenes tomadas con la misma cámara (por ejemplo, tras haberlas publicado en Internet), puede ayudar a seguir la pista y detectar su procedencia. Es muy difícil conseguir que una «imagen anónima» se realmente anónima.

Estas «firmas invisibles» son casi, casi, como una huella digital desconocida para el propietario de la cámara. Están presentes especialmente en el «ruido» que añade la suciedad que al sensor CCD debido al polvo o a defectos de fabricación; también en los píxeles muertos o las manchas de la lente: es como cuando ver las fotos te das cuenta de que todas tienen la misma manchita en el mismo sitio y distorsionan la imagen de la misma forma, pero de forma más sutil.

A partir de la comparación de decenas de imagenes se pueden hallar lo que hace única a cada cámara. Suponiendo que alguien subiea luego esas fotografías a Internet, unas bajo su nombre real, otras de frrma anónima, con el paso del tiempo la combinación de los diversos detalles, datos e información, permitiría identificar la cámara original y seguramente también a su propietario.

En Avoiding Camera Noise Signatures han escrito un completo artículo a modo de tutorial que describe paso a paso cómo conseguir imágenes «realmente anónimas», dentro de lo posible, para subir a Internet. Estos serían los detalles a tener en cuenta:

Cómo crear imágenes fotográficas realmente «anónimas»

  1. Eliminar los datos de información de la cámara
  2. Limpiar la lente
  3. Recortar y cambiar el tamaño de la imagen
  4. Eliminar la «firma invisible» inherente al sensor / añadir ruido
  5. Utilizar servidores anónimos para subir las imágenes
  6. Alternativamente: usar película convencional y escanear

Como siempre sucede con estas cosas, este tipo de preocupaciones con el anonimato depende del grado de paranoia de cada persona, las molestias que se quiera tomar, lo «malo» que sea lo que está haciendo y la probabilidad de que agencias gubernamentales con acceso a datos y tecnología como para analizar todo esto le vayan a perseguir. Probablemente si no estás haciendo algo por lo que Jack Bauer debiera perseguirte, estás a salvo.

Parte de estas técnicas proceden de los trabajos sobre imagen digital y esteganografía de Jessica Fridrich, un nombre que a muchos lectores de la sección «Puzzles y Rubik» de Microsiervos les sonará: esta diva geek es también la creadora del Método Fridrich para resolver el cubo de Rubik a alta velocidad, considerado uno de los mejores que existen.

(Vía shhhhhh Boing Boing.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear