Por @Alvy — 20 de Mayo de 2014

Real-Estate-Photography

Quien más quien menos en algún momento de su vida tiene que hacer fotos de su casa para venderla, alquilarla o ayudar al cuñao en la tarea por aquello de la cámara digital y de que «tú que manejas mejor el Photoshop». Para estos casos viene muy bien la Guía para iniciarse en la fotografía de viviendas de Digital Photography School. Está pensada para fotógrafos que quieran dedicarse a hacer este tipo de fotografías para vender, pero cualquiera puede encontrar en sus explicaciones algunos consejos y trucos sencillos que seguir.

  • Usar un trípode
  • Las mejores lentes: 10-22mm, 12-24mm o 16-35mm
  • Hacer buenas fotos del exterior con buena luz (atardecer)
  • Las tomas nocturnas «venden» bastante
  • Mover o quitar sillas y sillones para que no tapen la foto
  • Evitar perspectivas raras: que lo vertical sea vertical, y lo horizontal horizontal (nivelar la cámara o ajustarlo a posteriori con software de corrección y retoque)
  • Procurar que las ventanas no se queden «en blanco» por una excesiva exposición (demasiado brillo)
  • Usar el flash para interiores, si hace falta haciéndolo «rebotar» para resaltar detalles

En Idealista, que también saben algo de esto, recomiendan además:

  • Encender todas las luces (aunque sea de día)
  • Mantener las estancias limpias y ordenadas (ocultando dentro de lo posible trastos poco decorativos y cables, añadiría yo)
  • Situarte en las esquinas, para tener el mayor espacio posible
  • No usar el zoom, mejor acercarse a lo que quieras mostrar
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear