Por @Alvy — 24 de Mayo de 2019

Esta semana se ha dado a conocer el tráiler de Minecraft Earth, un juego que aprovecha lo mejor de las últimas tecnologías: por un lado, el alucinante entorno de construcción del conocidísimo Minecraft; por otro las posibilidades de los smartphones para crear una «realidad aumentada» ingeniosa y divertida que combina escenarios reales y bloques de Minecraft en la pantalla del móvil, mientras todo se mueve con naturalidad como si se pudiera tocar con las manos.

Esta nueva versión parece también inspirado por la mecánica del juego de otro conocido superéxito: Pokemon Go. Se puede pasear por la calle y jugar al mismo tiempo, viendo los mismos objetos que los demás jugadores. Lo cual técnicamente es todo un reto de «precisión» sumamente interesante. Además del geoposicionamiento GPS Microsoft aprovecha los llamados Azure Spatial Anchors, un especie de «anclas» o marcas visuales que se detectan en las imágenes de la cámara mediante algoritmos de reconocimiento visual: edificios, señales de tráfico, monumentos… Combinando los datos del GPS con estas referencias visuales de las que se conoce la ubicación exacta se pueden situar con gran precisión los objetos, de modo que al caminar por la zona aparezcan en el lugar exacto.

Según han explicado cada jugador puede hacer sus propias construcciones y compartirlas con los amigos, quienes pueden visitarlas e interactuar con ellas, pero no modificarlas significativamente ni destruirlas. De este modo cada persona tiene su propio mundo bajo control.

Recordemos que Minecraft sigue siendo el segundo juego más vendido de la historia con más de 176 millones de copias sólo superado por Tetris [Actualización: Christian y Carlos nos avisaron de que ya llegó al #1]. Su creador lo vendió a Microsoft por 2.500 millones de dólares.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 24 de Mayo de 2019

Desde la universidad de Berkeley nos llega un vídeo de la nueva versión de SALTO, el pequeño robot cuya característica más llamativa es que se mueve a saltos, con una sola pierna móvil. De ese modo es capaz de llegar a donde un robot con ruedas no puede.

La nueva versión es capaz de mantenerse estable dando saltos en el mismo lugar durante unos 10 minutos (eso son cientos de saltos) y además saltar ágilmente sobre superficies inclinadas e incluso un poco irregulares. Para ello utiliza un sensor inercial que calcula dónde está «arriba» y, en el laboratorio, un sistema de captura de movimientos con varias cámaras (hasta 7) que lo ubican de forma precisa para saber dónde está y a dónde quiere llegar.

Pero además de saltar en las condiciones controladas del laboratorio el pequeño SALTO también es capaz de salir al mundo exterior y apañárselas bastante bien. De momento necesita que un técnico vaya a su lado con un joystick, pero puede saltar fácilmente por las aceras sin mayores problemas. A la larga, dicen, la idea es enseñarle a saltar sobre superficies rugosas, tierra, hierba e incluso a agarrarse a las ramas de los árboles, paredes y demás, para tener un mayor alcance y poder superar más obstáculos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 24 de Mayo de 2019

Playdate: la videoconsola que funciona a manubrio

Esta curiosa videoconsola se llama Playdate; es un invento de la gente de Panic, más conocidos por ser unos veteranos en el desarrollo de excelente software para Mac y más recientemente algunos juegos para Nintendo Switch como Firewatch y Goose Game. Este nuevo proyecto hardware es un pequeño dispositivo para juegos que se venderá en 2020 y cuya más llamativa característica es que uno de los mandos es un manubrio. Literalmente.

De momento lo único que hay son unos renderings estupendos, un amarillo plátano muy llamativo y característico y algo sobre la fórmula: una videoconsola en la que entran a través del wifi 12 nuevos juegos, uno por semana, organizados por «temporadas»: varios tres meses de diversión al año.

Playdate: la videoconsola que funciona a manubrio

Los títulos todavía son «alto secreto»: nuevos, clásicos, experimentales, divertidos… Yo pensaba que el manubrio sería para recargar las baterías –y tal vez lo sea– pero según parece también es uno de los controles, por ejemplo para uno de los títulos: Crankin’s Time Travel Adventure («Aventura de Viajes en el Tiempo a Manubrio»). Suena entretenido.

La pantalla, como toda la videoconsola, es muy retro: en blanco y negro (400 × 240 y 2,7 pulgadas) y con aspecto de las antiguas Game & Watch. Desde luego original es, y para los coleccionistas de videojuegos será de compra obligada, aunque no parece que vaya dirigida al mercado masivo ni a competir con Sony o Nintendo. También se conoce el precio: 149 dólares.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 23 de Mayo de 2019

La EEI de Cristohp

Como en otras misiones anteriores –y es una tendencia cada vez más extendida– la NASA está dando la oportunidad a cualquiera que lo desee de enviar su nombre a Marte en un microchip que irá montado en la parte superior del rover Mars 2020.

Lo único que hay que hacer es rellenar los datos que piden (nombre y apellidos, país de residencia, código posta y un correo electrónico) y listo. Aunque los nombres serán revisados antes de ser incluidos en el microchip para evitar graciosetes y similares. Si has mandado tu nombre en otras misiones puedes ver tus puntos de pasajero frecuente en esta página.

¿Que por qué? Si tienes que preguntarlo el espaciotrastorno poderoso en ti no es. Pero la respuesta es porque se puede y porque es lo más parecido que podremos tener a ir a Marte.

El rovers Mars 2020

El rover Mars 2020, que aún no tiene nombre pero todo se andará, es muy similar a Curiosity. De hecho usa piezas de repuesto construidas en su momento para Curiosity. Pero habrá cambios al menos en el diseño de las ruedas, que han demostrado ser problemáticas, y en el del taladro, que también está dando muchos dolores de cabeza. Llevará un conjunto nuevo de instrumentos, ni más ni menos que 23 cámaras, y por primera vez pondremos un micrófono en Marte. Y también irá acompañado por un pequeño helicóptero.

El objetivo principal de la misión será buscar señales de vida en el pasado de Marte. La novedad está en que el nuevo rover irá tomando muestras que dejará preparadas en unos pequeños tubos para que una futura misión los recoja los traiga de vuelta a Tierra… aunque, la verdad sea dicha, yo no las tengo todas conmigo respecto a que esa segunda parte de la misión llegue a ejecutarse.

Si todo va según lo previsto despegará, como pone en la tarjeta de embarque, en julio de 2020 para aterrizar en Marte en febrero de 2021 tras haber recorrido 504.668.791 kilómetros.

Es importante, por cierto, no confundirlo con el rover ExoMars 2020 que la Agencia Espacial Europea planea enviar a Marte ese mismo año.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear