Por @Alvy — 12 de Junio de 2024

Un tres en raya probabilístico

El Tres en raya probabilístico creado por Cameron Sun es una curiosa y bien desarrollada idea que se nutre de las bases del tres en raya de toda la vida pero en el que el azar juega un papel importante. Se puede jugar solo (contra el ordenador) o contra otra persona.

La regla es la siguiente: se elige una casilla, lo cual lanza un dado. En cada casilla está indicada una probabilidad de éxito asociada a ese lanzamiento, con tres emojis: sonriente, neutral y triste. Si el reparto de probabilidad es 70, 20 y 10 por ciento, por ejemplo, quiere decir que el 70% de las veces ganará (sonriente) el jugador de ese turno y se le asignará esa casilla; el 10% ganará el contrario (triste) y se le asignará el símbolo contrario y el 20% la cosa acabará en empate (neutral) y entonces no sucede nada sino que se pasa turno. El jugador uno va con las cruces (X) y el ordenador o el jugador 2 con los círculos (O).

Lo interesante es cómo se complica el juego cuando hay casillas en las que sabes que deberías jugar para «bloquear» pero la probabilidad favorece al contrario. ¿Es mejor arriesgar o esperar a que juegue y falle? El ordenador tiende a no elegir esas casillas, pero, al igual que Cameron, le he ganado más veces que perdido así que no está del todo claro si esa es la mejor estrategia o no. Pero, qué demonios, le habré ganado por pura suerte, así que tampoco va el razonamiento a ningún lado.

Relacionado:

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD


Por @Wicho — 12 de Junio de 2024

Cuando me ofrecieron probar el teclado Trust GXT 867 Acira les dije que me parecía que no era el público objetivo para este teclado, que está pensado para quienes juegan mucho. Pero aún así me pidieron mis impresiones de usuario de a pie. Se resumen en que he redescubierto lo que molan los teclados mecánicos y que el Acira no es para mí porque hay que renunciar al guión si quieres las teclas de cursor. Luego me explico.

Es un teclado del 60 % del tamaño de un teclado normal, lo que le da unas medidas de 29×10×4 centímetros, aunque incluye unos pies antideslizantes que permiten elevarlo si así te resulta más cómodo. Su peso es de 490 gramos.

Tiene 61 teclas que, entre otras, incluyen teclas de función y multimedia como pulsaciones secundarias de algunas teclas al mantener pulsada la tecla FN. Y este es mi mayor problema con el teclado: las teclas de cursor son una función secundaria de las teclas Alt Gr, Menú contextual, Control y guión.

El teclado visto de frente

Yo uso las teclas de cursor muchísimo junto con las teclas comando, opción y mayúsculas para desplazarme por y seleccionar los textos que estoy escribiendo y editando. Y aunque se pueden fijar como tales en el Acira el problema entonces es que la tecla de guión deja de funcionar como tal, y es otra tecla a la que le doy bastante uso.

Eso sí, me ha encantado el tacto del teclado. Usa interruptores mecánicos Outemu Red que producen un sonido que me encanta. El punto de actuación de las teclas –desmontables, por cierto– es de 2 mm para un recorrido total de 4. Según el fabricante soportan 50 millones de pulsaciones. Pero es algo que no he podido comprobar fehacientemente.

Se conecta vía un puerto USB C situado en la parte trasera derecha. En la caja viene un cable USB A a USB C de 1,5 metros pero por supuesto nada impide que utilices otro más largo o más corto o de otro color o lo que sea. Es compatible con Chrome OS, macOS 12 o posterior y Windows 10 o posterior sin necesidad de instalar ningún software. También es compatible con la PlayStation y la Xbox.

Como se puede ver en el vídeo de arriba el Acira incluye iluminación RGB con varios modos de funcionamiento que afortunadamente se puede desactivar. En teoría hay un software para acabar de tunear la iluminación. Pero no aparece en la sección de descargas.

El precio del Acira en Amazon es de 50 euros, que me parece un precio correcto para un dispositivo como este. Si tienes poco sitio en la mesa y te va lo de jugar igual le puedes echar un ojo. Pero si lo tuyo es más un uso que incluya escribir mucho, la verdad es que no lo recomendaría.

_____
El enlace a Amazon lleva nuestro código de asociado, así que si compras el teclado o alguna otra cosa tras haberlo seguido es posible que cobremos algo en forma de comisión.

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD


Por @Wicho — 12 de Junio de 2024

Definición de bazofia según la RAE
Definición de bazofia según la RAE

Ayer estaba leyendo una noticia que dice una cosa en el primer párrafo y la contraria en el siguiente. Y pensaba que había entendido algo mal… Hasta que llegué al final y vi una coletilla que decía «Este contenido se produjo parcialmente con la ayuda de herramientas de IA…» Y entonces lo entendí todo.

Así que me hizo gracia encontrar al cabo de un rato First Came ‘Spam.’ Now, With A.I., We’ve Got ‘Slop’. En él hablan de slop como un término que se está popularizando en inglés para referirse a los contenidos de calidad pésima producidos por la inteligencia artificial.

Y la verdad es que me parece muy adecuado: slop se traduce como bazofia, aquellos restos de comida o bebida que no se aprovechan y que en una granja se le dan típicamente a los cerdos. No sabía lo de las heces pero para algunos resultados de la IA es también muy adecuado.

Aunque en su versión en español, si triunfa, propondría escribirlo como bazofIA.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD


Por @Alvy — 12 de Junio de 2024

En Paralogical publicaron este impresionante pero a la vez inútil estudio estadístico-lógico acerca de los movimientos en las partidas de ajedrez, en el que se busca el movimiento más raro posible. Eso supone examinar todas las partidas de la historia, disponibles en cómodas bases de datos, y ver qué movimiento es el que menos veces se ha hecho.

La gracia del asunto es que se acaba convirtiendo en una epatante aventura sin fin aparente que comienza con la explicación del concepto «movimiento» haciéndolo equivaler a lo que se escribe en notación algebraica para seguir los movimientos de las piezas. El tablero tiene casillas definidas por las columnas A a H y las filas 1 a 8, piezas con sus letras (P, R, N, B, Q y K, en inglés) y símbolos como las capturas (x) los enroques (O-O y O-O-O), la promoción (=) los jaques (+) y el jaque mate (# o ++). Así un movimiento como Qe7 significa «mover la dama a la casilla e7» y NxP «caballo captura peón».

Luego hay situaciones un tanto especiales en la notación: cuando dos piezas iguales, por ejemplo dos torres, pueden ir a la misma casilla, hay que desambiguar cuál de ellas se mueve, por ejemplo Rae1 (moviendo la torre de a1 a e1, si acaso hay otra torre en h1).

En las partidas intuitivamente se pueden imaginar muchos «movimientos raros» que son poco habituales en; normalmente serán movimientos de jaque mate al final de la partida. Quizá uno en el que se de jaque mate con un peón, o con un enroque, o tal vez al promocionar un peón en una pieza distinta de una dama y cosas así.

El análisis de Paralogical incluye 5.000 millones de partidas descargadas de Lichess.org, uno de los lugares más populares para jugar online; en total se examinaron 342.000 millones de movimientos individuales. Esto suponía irlos listando todos y recontando, una tarea lenta pero abordable.

Aunque parezca increíble se encontraron 179 partidas donde había un jaque mate con una dama que al moverse tenía que desambiguarse (fila y columna) de forma doble al describir su movimiento en notación algebrica porque había tres damas en el tablero, una de ellas procedente de una promoción anterior. También había 26 partidas con alfiles que requerían desambiguar doblemente al capturar y dar mate, e incluso una en la que no se capturaba y se daba jaque mate. Todo esto se explica con el vídeo, que resulta ágil y visualmente fácil de seguir.

El récord se lo lleva lo que no se encontró, entre ellos dos movimientos: uno de caballo que requiere doble desambiguación (tiene que haber tres caballos sobre el tablero) en los que se captura y da jaque maque. Y otro más enrevesado con alfiles: dos de ellos procedentes de promoción, yendo los tres por casillas del mismo color, doble desambiguación porque apuntan a la misma casilla, captura y jaque mate. Algo que podría ser Bc6xe4#, por ejemplo. Esto nunca se ha jugado, así que ahí está lo que estaba buscando.

¿Sirve para algo todo esto? Probablemente no, pero es sumamente fascinante que alguien haya podido completar tan titánico análisis. Ojalá le prestaran la base de datos de Chess.com, con diez veces más partidas, para hacer lo mismo, pero esa por desgracia no es pública ni abierta.

Compartir en Flipboard Publicar / Tuitear
PUBLICIDAD