Por @Alvy — 16 de Octubre de 2018

Los GridDrones son pequeños ingenios voladores autónomos en miniatura (minidrones) que se comportan como vóxeles (píxeles 3D) conformando «objetos» y «superficies» de mayor tamaño con los que una persona puede interactuar tocando y viendo el resultado.

El trabajo se presentó en el UIST 2018y lo han desarrollado entre el Human Media Lab de la Queen’s University de Canadá y la Aalbord University de Dinamarca. Resulta sin duda muy llamativo, aunque todavía está por ver para qué puede servir.

En el vídeo puede verse el proceso de «programación» que han planteado para los GridDrones: consiste en manipular uno de los minidrones con movimientos que rápidamente aprenden e imitan los demás. Cuando la secuencia se ha completado los GridDrones se convierten en una especie de superficie 3D de la que «surgen» dos botones rojo y verde (grabar / reproducir) que sirven como interfaz. «Pulsando» el botón verde, los minidrones repiten la secuencia. Ingenioso y llamativo a la vez.

Este otro vídeo también con demos de los GridDrones también está muy bien.

(Vía Fast Company + Colossal.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

Por @Alvy — 15 de Octubre de 2018

Este vídeo acongoja un poco al verlo, pero aunque es un caso claro de ¡pa habernos matao! acaba bien. Muestra el procedimiento totalmente calmado y responsable que ejecuta un piloto cuando tras intentar encender las luces de aterrizaje su Cessna 172 sufre un fallo eléctrico total en la avioneta. Algo que normalmente es malo, pero que de noche es mucho peor.

Peor todavía si encima la torre de control del aeródromo ha cerrado y ya no hay nadie en la frecuencia de radio ni queda nada visible por allí, excepto las luces principales de la pista.

Y sumamente peor cuando en plena maniobra las luces hacen ¡puf! como cuando el controlador tiral del cable Aterriza como puedas y la pista se apaga completamente, a segundos de hacer la toma.

El vídeo está narrado por FlightChops quien explica lo que sucede en cada momento. Dice que aunque es una situación «para la que todo piloto está entrenado» el protagonista tenía sólo 60 horas de vuelo y los dos pasajeros que llevaba eran no-pilotos, así que excepto ayudar sujetando la –providencial– linterna de luz roja poco más podían hacer.

El incidente comienza en 01:35 y se van describiendo todos los pasos: primero van fallando todos los instrumentos e iluminación, pese a lo que la avioneta todavía se puede manejar –excepto los flaps si son eléctricos–. Habiendo visto la pista a lo lejos, el piloto intenta llegar y de hecho consigue encararla bastante bien. El problema surge cuando de repente se apagan las luces la lista. ¡Glups!

Por suerte la vista humana es mejor que la de las cámaras y ya estaba acostumbrada a la oscuridad, de modo que se podía ver más de lo que muestran los imágenes – lo suficiente como para recorrer los últimos cientos de metros y tomar tierra.

Las lecciones que dicen que se aprende de este incidente son conservar la calma ante todo, no preocupar innecesariamente a los pasajeros y a que hay que llevar en el kit de piloto siempre la linterna para las emergencias y también una radio portátil, que funcione por batería y pueda servir ante esta situación. Irónicamente el piloto del avión sí que la llevaba pero se da cuenta demasiado tarde y no puede ponerse a comprobar las frecuencias ni si la batería está bien, etcétera.

Por suerte todo salió bien así que el piloto queda nombrado aspirante a Sully para pequeñas aeronaves. Porque hay que ver no sólo lo bien que lo hizo sino cómo mantenía la calma hasta cuando abren la puerta y salen de la cabina, como si tal cosa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Wicho — 15 de Octubre de 2018

Impresión artística del Chandra en órbita

Tal y como se sospechaba desde el principio lo que hizo que el observatorio Chandra de rayos X entrara en modo seguro el pasado 10 de octubre de 2018 fue un fallo en uno de sus giroscopios. En concreto fueron tres segundos en los que proporcionó datos erróneos al sistema de guiado que hicieron que el ordenador de a bordo calculara un valor imposible para el momento –la inercia– del telescopio, lo que desencadenó la entrada en modo seguro.

En modo seguro el hardware crítico de la misión se desactiva para protegerlo y entran en funcionamiento unidades de respaldo que en principio no tienen problemas de funcionamiento. Además Chandra se orienta de tal modo que los paneles solares reciben la máxima cantidad de luz solar posible para disponer del máximo de energía al tiempo que se asegura de que los espejos del telescopio no apuntan ni de lejos al Sol para no dañar ni las ópticas ni los instrumentos de a bordo. Finalmente, intenta ponerse en contacto con el control de la misión para informar de lo que ha pasado y queda a la espera de recibir órdenes. El procedimiento es similar en otras sondas, siempre con la prioridad de proteger los sistemas de a bordo para poder reanudar la misión –si es posible– en cuanto se identifica el origen del problema.

En el caso del Chandra el equipo ya tiene todo listo para cambiar de giroscopios y dejar como reserva el giroscopio que experimentó el fallo. Una vez configurado para ello mediante una serie de parches del software de control Chandra volverá a «acer la cencia» la próxima semana.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 15 de Octubre de 2018

Esta pieza de H1 Films comenzó como unas sencillas pruebas de procesamiento de imágenes digitales sin más, pero acabó en forma de simpático cortometraje a lo Black Mirror en el que los productos de los anuncios y los muñecos y personajes de ficción que nos rodean cobran vida gracias al los avances en genética y tecnología.

El resultado de tamaño despropósito y de experimentos de científicos locos no se hace esperar, y lo que comienzan siendo «simpáticos y adorables muñequitos» se tornan en peligrosos invasores de las calles; como en la Rebelión de los simios pero a lo genómico.

Además del punto gracioso y de la escena que recuerda a la del Muñequito de los Malvaviscos de Cazafantasmas tiene algunos puntos técnicos interesantes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear