Por @Wicho — 2 de Agosto de 2020

Amerizaje. Bienvenidos de vuelta al planeta Tierra. Gracias por volar con SpaceX.

Un amerizaje en el Golfo de México a las 20:48, hora peninsular española, ponía fin a la primera misión de una Crew Dragon Tripulada. Bob Behnken, Doug Hurley y la Crew Dragon Endeavour volvían de 64 días en el espacio en los que todo fue a la perfección. Durante 62 de estos días la Endeavour estuvo atracada a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Se trata de la primera vez que una empresa privada lleva a cabo una misión espacial tripulada. En este caso la NASA era «simplemente» el cliente. Y esto es absolutamente histórico. Ha sido también la primera misión tripulada en despegar de los Estados Unidos desde que el transbordador espacial Atlantis partiera rumbo a la EEI en la misión STS-135 el 8 de julio de 2011.

La misión se ha llevado de principio a fin de forma extremadamentre satisfactoria, con ningún tipo de problema serio ni preocupante; de hecho se llevó a cabo casi sin ningún tipo de problema en absoluto. Es un gran espaldarazo para el concepto del transporte comercial de tripulaciones de la NASA, algo que viene muy bien tras el fiasco de la primera misión de prueba de la Starliner de Boeing. Es también un gran triunfo para SpaceX.

Como curiosidad se ha tratado del primer amerizaje de una tripulación estadounidense desde que el 24 de julio de 1975 el módulo de mando de la misión Apolo-Soyuz amerizara en el Pacífico. Otra curiosidad es que es ha sido también la misión estadounidense más larga desde la de la cápsula Apolo del Skylab 4, que estuvo 84 días en el espacio.

El inconveniente más serio de toda la misión se presentó después del amerizaje, cuando un montón de embarcaciones privadas no autorizadas se acercaron a curiosear. Una incluso se cruzó entre el Go Navigator, el barco encargado de recoger la cápsula, y ésta. No sólo existió un peligro de colisión sino que podían quedar gases tóxicos en la zona provenientes de los motores de la cápsula y que aún no se hubieran disipado. De hecho la apertura de la escotilla de la Endeavour una vez izada al Go Navigator se retrasó porque se detectaron trazas de estos gases tóxicos. Behnken y Hurley aprovecharon el rato para hacer llamadas por teléfono.

Izado de la Endeavour al Go Navigator – NASA/Bill Ingalls
Izado de la Endeavour al Go Navigator – NASA/Bill Ingalls

Así que una lección aprendida para futuras misiones es controlar más el acceso a la zona de amerizaje, aunque puede ser un poco complicado porque el amerizaje se produce en aguas internacionales y habrá que ver temas de jurisdicción.

Bob Behnken y Doug Hurley saludan tras la apertura de la cápsula - NASA/Bill Ingalls
Bob Behnken y Doug Hurley saludan tras la apertura de la cápsula - NASA/Bill Ingalls

Tras una primera revisión médica a bordo Bob Behnken y Doug Hurley volaron en helicóptero a la basde de la marina de Pensacola y de allí en avión a Houston para reunirse con los suyos.

Quedan aún unas seis semanas de análisis físico de la cápsula y de los datos conseguidos durante la misión pero todo parece indicar que no habrá ningún problema para dar el visto bueno a la entrada en servicio de las Crew Dragon. A fin de cuentas esta no dejaba de ser una misión de prueba.

Esa primera misión, conocida como Crew 1, tiene previsto su lanzamiento hacia la EEI no antes de finales de septiembre de 2020. Y dado lo bien que está yendo todo hasta ahora ya se habla de que la Crew 2 se solape con ella en órbita durante algún tiempo.

La más que previsible entrada en servicio regular de las Crew Dragon permitirá además añadir redundancia al lanzamiento de tripulaciones hacia la EEI. Y es que desde la retirada de los transbordadores espaciales en 2011 no había ninguna otra nave disponible para ello salvo las Soyuz rusas.

Crew 2 usará la Endeavour en lo que será la primera reutilización de una cápsula tripulada de la historia. Calculan que cada Crew Dragon podrá ser usada entre 5 y 10 veces. Un detalle curioso es que la pilotará Megan McArthur, quien está casada con Bob Behnken. Behnken, además, fue el piloto del Atlantis en la STS-135.

A bordo de la Endeavour volvían también a tierra una bandera de los Estados Unidos dejada en la EEI por la tripulación del Atlantis en aquella última misión. Es una bandera con historia pues voló en el primer vuelo de un transbordador espacial en 1981. Y ahora se espera que la próxima vez que vuele sea en la misión Artemisa 4, que tiene como objetivo volver a poner astronautas sobre la superficie de la Luna.

Y también volvieron a casa Ziggy, el peluche con forma de Tierra que viajó a la EEI en la misión no tripulada de prueba de una Crew Dragon en marzo de 2019, y Tremor, el peluche con lentejuelas que Jack y Theo, los hijos de Behnken y Hurley, escogieron para que les acompañara en su misión.

La bandera, Ziggy y Tremor - Bob Behnken
La bandera, Ziggy y Tremor - NASA/Bob Behnken

Aparte de lo contado en esta anotación hemos seguido toda la vuelta a casa de Bob, Doug, la bandera, Ziggy y Tremor en este hilo de Twitter, así que lo mismo quieres echarle un ojo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Encuesta AIMC 2020

Microsiervos Selección


Viajar en el tiempo

EUR 12,34

Comprar


Casio F-91W

  • Cronómetro con centésimas, alarma
  • Resistente al agua y salpicaduras
  • Luz
  • Indicador 12/24 horas
  • Calendario automático
  • Batería de 7 años

EUR 14,90

EUR 10,95

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección