Por @Wicho — 20 de Diciembre de 2021

El pasado mes de abril la Parker Solar Probe (PSP) de la NASA se convirtió en la primera sonda espacial de la historia en meterse en la atmósfera del Sol. Este vídeo recién publicado recoge cómo el instrumento WISPR (Wide-field Imager for Parker Solar Probe, Cámara de campo amplio de la sonda solar) la vio desde dentro.

Son unas estructuras de la corona solar similares a serpentinas conocidas como penachos coronales. Se pueden ver en forma de trazos luminosos que atraviesan las imágenes. Hasta ahora, estas serpentinas solo las habíamos visto desde lejos y desde arriba; de hecho son visibles desde la Tierra durante los eclipses de Sol totales. Estas nuevas vistas desde abajo solo son posibles porque la PSP voló por encima y por debajo ellas serpentinas dentro de la corona.

A pesar de atravesar la corona solar, que está a una temperatura media de 2.000.000 de grados Celsius, la Parker Solar Probe no se quema porque está hecha con materiales resistentes a esas temperaturas, lleva un escudo especial y un sistema de refrigeración por agua, y porque va muy rápido: en la aproximación al Sol de abril alcanzó una velocidad máxima de unos 150 kilómetros por segundo. También ayuda que la corona es muy poco densa, por lo que la PSP va a chocar con relativamente pocas partículas que puedan transmitirle calor. Es, salvando todas las distancias, como si metes la mano un momento en el horno de tu casa pero sin tocar sus paredes. Si la retiras rápido notarás la temperatura pero no te quemarás. Aunque no lo intentes por si acaso.

La PSP está, junto con otras misiones de la NASA que estudian el Sol, en @NASASun.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD