Por @Wicho — 21 de Octubre de 2021

CHASE antes de ser preparado para el lanzamiento – CASC
CHASE antes de ser preparado para el lanzamiento – Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China

El pasado 14 de octubre de 2021 China lanzaba el observatorio solar CHASE/Xihe, su primer observatorio solar. CHASE viene de Chinese Hydrogen Alpha Solar Explorer, Explorador solar en hidrógeno alfa chino; Xihe, que es el nombre que se le ha puesto a la misión tras un concurso público, viene de una diosa del Sol de la mitología china.

CHASE observará el Sol desde una órbita sincrónica al Sol de 517 kilómetros. Desde allí obtendrá imágenes completas del disco en la línea de emisión H-alfa. El objetivo es estudiar las erupciones solares y su origen. En concreto buscará cambios en la temperatura y la velocidad del material en la fotosfera y la cromosfera solares. Las erupciones solares y las eyecciones de masa coronal, que pueden impactar en la Tierra si salen en la dirección adecuada, pueden generar tormentas geomagnéticas que afectan a las comunicaciones, las redes eléctricas y el funcionamiento de los satélites.

Los datos que obtenga serán puestos a disposición de la comunidad científica una vez pasada la fase de calibración de HIS, el Hα imaging spectrograph, el único instrumento del observatorio. Junto con los obtenidos por otros observatorios como SOHO y SDO y sondas como la Parker Solar Probe o la Solar Orbiter, por citar algunas de las misiones que tenemos observando nuestra estrella, se espera que ayuden a mejorar las predicciones de la meteorología espacial.

La misión tiene una vida útil prevista de tres años, con lo que está previsto que realice observaciones al menos hasta el próximo máximo de actividad solar, que debería producirse en 2025.

China tiene previsto lanzar en 2022 el Advanced Space-born Solar Observatory (ASO-S), Observatorio solar espacial avanzado.

***

Aletas de un Larga Marcha 2D - SAST
Aletas de un Larga Marcha 2D - Academia de Tecnología Aeroespacial de Shanghai

Xihe, junto con las cargas secundarias que lo acompañaban, fue puesto en órbita por un cohete Larga Marcha 2D cuya primera etapa incorporaba aletas de rejilla. Es la primera vez que se usan en un LM-2D, pero no la primera que China las prueba en un Larga Marcha.

Aunque recuerdan mucho a las de los Falcon 9 de SpaceX China por ahora no pretende recuperar las primeras etapas de sus cohetes. Pero disponer de unas aletas de guiado permiten reducir la incertidumbre sobre la zona de impacto de la primera etapa; y es que no hay que olvidar que según desde dónde se realice el lanzamiento las primeras etapas de muchos cohetes chinos caen sobre tierra en el propio país.

Relacionado,

Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD