Por @Wicho — 12 de Agosto de 2015

Cities at Night V0.1

Al no existir una red mundial de sensores de contaminación lumínica la tarea de crear un mapa mundial de esta era prácticamente una misión imposible.

Pero el proyecto Cities at Night de la Universidad Complutense de Madrid, en España, y el Cégep de Sherbrooke en Canada ha buscado –y encontrado– una solución ingeniosa a esto usando las fotografías de la Tierra tomadas por los astronautas de la Estación Espacial Internacional.

En una primera fase, y gracias a la colaboración de voluntarios de todo el mundo, pues no hay forma de automatizar esta tarea usando ordenadores, se han catalogado más de 130 000 imágenes, de las que más de 2500 están localizadas, y 1000 georeferenciadas para saber a qué parte del planeta corresponden.

Convenientemente calibradas para que las medidas que se obtengan de unas y otras coincidan, y combinadas estas medidas con otras obtenidas de imágenes tomadas desde satélites artificiales, este primer mapa ha permitido determinar que en efecto una luz difusa que se ve por la noche alrededor de las ciudades es debida a la luz artificial rebotada en los edificios.

Esta luz difusa es la que nos está haciendo cada vez más difícil, si no imposible, ver las estrellas desde las ciudades, y también hay estudios en marcha para determinar los posibles efectos nocivos para la salud de ciertos tipos de iluminación; poder estudiar imágenes en color los hace más efectivos.

Otro dato que se ha podido comprobar es que las ciudades y países europeos con mayor nivel de endeudamiento son también los que más energía consumen por habitante en alumbrado público.

Se pueden consultar todos los detalles en Variación espacial, temporal y espectral de la contaminación lumínica y sus fuentes: Metodología y resultados, la tesis doctoral de Alejandro Sánchez de Miguel; también hay unos comentarios extra sobre ella bastante interesantes; hay más información en First Use of ISS Astronaut Pictures for Light Pollution Studies.

Terminada esta primera fase, Cities at Night busca financiación para poder seguir catalogando imágenes y crear una plataforma en la que hacer el mapa resultante accesible a todo el mundo, para lo que necesitan un mínimo de 50000 euros, pues la versión actual, en beta, que corre sobre Google Maps engine, dejará de funcionar en enero 2016, ya que el cierre de este servicio está programado para entonces.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear