Por @Wicho — 4 de Octubre de 2007

Lanzamiento del Sputnik 1

Tal día como hoy hace 50 años, a las 22:28:34 hora de Moscú (GMT +3), un cohete R-7 Semyorka modificado despegaba desde el campo de lanzamientos de Tyuratam, hoy conocido como Cosmódromo de Baikonur, llevando a bordo el Sputnik 1, que unos minutos después se convertiría en el primer satélite artificial puesto en órbita por la humanidad, dando así origen a la Era Espacial.

Técnicamente el Sputnik no era gran cosa, pues había sido diseñado como un satélite sencillo y sin mayores pretensiones con la idea de intentar adelantarse al lanzamiento del Vanguard en el que los Estados Unidos estaban trabajando, aunque gracias al análisis de los pitidos que emitían sus dos transmisores de radio [wav 112 KB] durante el tiempo que estuvo en órbita se pudo realizar un estudio de la densidad de electrones en la ionosfera. Estas señales también portaban datos de temperatura y presión que entre otras cosas permitieron comprobar que el satélite no había sido perforado por ningún meteorito mientras estuvo en órbita, lo que sirvió a su vez para comprobar la eficacia del diseño de este.

El Sputnik 2 con la perra Laika a bordo demostraría que un ser vivo puede sobrevivir en órbita y no sería hasta el Sputnik 3 cuando la Unión Soviética lanzara al espacio el que realmente se había diseñado como su primer satélite artificial, una sonda mucho más sofisticada diseñada para estudiar la atmósfera superior y el espacio más cercano a la Tierra.

Sin embargo el lanzamiento sí fue un duro golpe para los Estados Unidos, donde estaban convencidos de llevar una gran ventaja a la Unión Soviética en cuanto al desarrollo de su programa espacial, y de hecho no sería hasta el 31 de enero de 1958 cuando los Estados Unidos consiguieron poner en órbita su primer satélite, el Explorer I, después de que la URSS hubiera lanzado ya también el Sputnik 2 el 3 de noviembre de 1957.

Así, igual que marcó el inicio de la Era Espacial, el Sputnik significó también el arranque de la Carrera Espacial, una carrera en la que los soviéticos al principio fueron a la cabeza al conseguir poner el primer satélite en órbita, enviar el primer ser vivo al espacio, el primer hombre (Yuri Gagarin a bordo del Vostok 1) y la primera mujer al espacio (Valentina Tereshkova a bordo del Vostok 6), el primer vuelo de una cápsula espacial con una tripulación múltiple en el Voskhod 1, el primer paseo espacial de Aleksei Leonov en el Voskhod 2, y ser los primeros en hacer aterrizar sondas en la Luna, Venus y Marte con las Luna 2, Venera 7 y Mars 3 respectivamente.

De todos modos, fueron los Estados Unidos los que a los ojos del público en general se convirtieron en los ganadores de esta carrera al hacer aterrizar en la Luna a Neil Armstrong y Edwin «Buzz» Aldrin el 21 de julio de 1969 a bordo del Apollo XI, a pesar de que las autoridades soviéticas a menudo insistieron en que ellos habían sido los ganadores al ser los primeros en salir al espacio.

***

Lo curioso es que hace unos días, y ya pasadas las paranoias de la guerra fría, Boris Chertok y otros participantes en el programa espacial ruso de la época han ido contando como en realidad el lanzamiento del Sputnik fue una cosa montada «deprisa y corriendo» y que jamás pensaron que fuera a tener la relevancia que tuvo, según se puede leer en Space-age secrets revealed 50 years later.

Con el paso del tiempo y el acceso de otros países al espacio la carrera espacial fue perdiendo fuelle, y generalmente se considera que terminó el 17 de julio de 1975 cuando una cápsula Apollo y una cápsula Soyuz realizaron un encuentro espacial que permitió a sus respectivas tripulaciones pasar de una nave a otra y colaborar en diversos experimentos.

Apretón de manos entre Stafford y Leonov
Historic Handshake: Apretón de manos entre Stafford y Leonov tras la apertura de las escotillas

El lanzamiento del Sputnik también supuso la creación de la NASA, que empezó a funcionar el 1 de octubre de 1958 con el objetivo de «planificar, dirigir, y llevar a cabo actividades aeronáuticas y espaciales», que antes estaban en manos de distintas agencias que trabajaban de forma descoordinada, y la creación de la DARPA, la Agencia para Proyectos Avanzados de Defensa, encargada del desarrollo de nuevas tecnologías para su uso militar, de uno de cuyos proyectos saldría Internet, así que no resulta descabellado decir que gracias al Sputnik hoy en día tenemos Internet.

Por supuesto, Internet no es la única ventaja que hemos sacado de la carrera espacial en el MundoReal™, sino que se cuentan por miles los beneficios que esta nos ha traído, empezando por las comunicaciones vía satélite y pasando por unas predicciones meteorológicas más fiables, por no hablar de todo lo que hemos aprendido durante ella de nuestro Sistema Solar, en especial gracias a los espectaculares resultados obtenidos por las sondas no tripuladas que hemos enviado al o largo y ancho de este, resultados que a menudo nos han obligado a replantearnos muchas de las ideas y teorías que manejábamos antes de salir de nuestra canica azul.

***

Ahora, cuando los gobiernos parecen un poco exhaustos y al límite de sus posibilidades y/o de su imaginación o empeñados en proyectos costosísimos y de difícil justificación y ya casi no es noticia el lanzamiento de una nave tripulada o de una sonda espacial, puede que sea la iniciativa privada la que revitalice el interés del público en general por el espacio en los próximos 50 años, con los diversos proyectos de turismo espacial como el de Virgin Galactic o los hoteles en órbita de Bigelow Aerospace o con desafíos como el Google Lunar X PRIZE.

Como es de suponer se están escribiendo montones de cosas acerca de este aniversario, así que aquí va una colección de enlaces que he ido recopilando sobre el tema, sin ningún orden en particular:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear