Por @Wicho — 19 de Noviembre de 2014

Instrumentos de Philae
Los diez instrumentos de Philae explicados en otros tantos tuits

Lo cuenta la DLR, la Agencia Espacial Alemana, en Churyumov-Gerasimenko – hard ice and organic molecules: el instrumento COSAC de Rosetta ha detectado moléculas orgánicas en la «atmósfera» del núcleo del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Aunque en realidad no da muchos detalles, así que habrá que esperar a los análisis de los datos para ver qué tipo de de moléculas ha detectado; COSAC, de Cometary Sampling and Composition experiment, experimento de Muestreo y Composición del Cometa, está diseñado precisamente para detectar e identifica moléculas orgánicas complejas.

Pero en cualquier caso no es sorprendente; a estas alturas hemos detectado moléculas orgánicas en sitios tan remotos como la Pequeña Nube de Magallanes, que está a 200 000 años luz de la Tierra, y en el medio interestelar, por citar un par de ejemplos.

De hecho si Philae lleva instrumentos a bordo diseñados precisamente para detectar y analizar ese tipo de moléculas y compararlas con sus versiones terrestres para ver si son del mismo tipo es porque esperábamos encontrarlas, como así ha sido.

Si coinciden en las características que puede analizar COSAC esto podría apuntar a que algunas de las moléculas orgánicas que hay en nuestro planeta llegaron a él del espacio en asteroides o cometas que chocaron contra él, aunque ni de lejos lo prueba.

Pero no quiere decir, por ejemplo, que esto sirva de apoyo a la teoría de la panspermia, que defiende que la vida se extiende por el universo en asteroides o cometas pero ya como formas de vida que sobreviven al viaje por el espacio, un poco como los extremófilos sobreviven en ambientes durísimos en la Tierra.

Así que sí, resulta interesante que Philae haya encontrado compuestos orgánicos en 67P, pero no resulta para nada sorprendente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear