Por @Wicho — 15 de Abril de 2014

Prometeo
Prometeo - NASA/JPL/Space Science Institute

Los avances en ciencia son, cada vez más, fruto de mucho trabajo y esfuerzo, aunque a veces aún se producen por casualidad.

Esto fue lo que sucedió el 15 de abril de 2013 cuando la sonda Cassini tomó una imagen de Prometeo, una de las lunas de Saturno, que orbita justo dentro del anillo F y que en la imagen superior es el objeto brillante ovalado que aparece más o menos en el centro.

Tal y como se puede leer en Possible New Moon Forming Around Saturn la hora de revisar la imagen los científicos del JPL descubrieron una curiosa acumulación de material en el anillo A de Saturno de unos 10 kilómetros de ancho y 1.200 de largo que debido al ángulo en el que está tomada la foto respecto al Sol brilla como un 20 por ciento más que el material que la rodea.

The blob
The blob - NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Una vez localizada y con los datos de las órbitas de la Cassini en la mano fue sencillo ver en qué otras fotos tendría que aparecer este objeto y en efecto encontraron otras 100 imágenes en las que se ve que van hasta mayo de 2012; antes de esa fecha el ángulo entre Cassini y el anillo impide que se vea aunque esté ahí.

La explicación más razonable a la presencia de esa acumulación de material es que exista una minúscula luna de aproximadamente un kilómetro de diámetro cerca del anillo A que sea la que con su atracción gravitatoria cause esta acumulación de material.

Será necesarias más observaciones –y habrá que ver si se le pueden hacer hueco en el tiempo que le quede a Cassini– para poder confirmar su existencia, pero por ahora ya se le ha bautizado informalmente como Peggy.

Lo que pasa es que con más de 200 lunas catalogadas alrededor de Saturno igual nadie le hace ya mucho caso.

(Algunos datos adicionales vía Bad Astronomy).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear