Por @Wicho — 25 de Octubre de 2013

La tabla periódica de los exoplanetas
La tabla periódica de los planetas extrasolares según los datos del Planetary Habitability Laboratory, que a 22 de octubre de 2013 contaba 1.010 confirmados

Depende de a quién le preguntes, porque por ejemplo la NASA no añade un planeta extrasolar –un planeta de fuera de nuestro sistema solar– a su base de datos hasta que su descubrimiento es publicado en una revista científica, mientras que en La Enciclopedia de los Planetas Extrasolares lo hacen en cuanto se publica su descubrimiento.

Así que en PlanetQuest a día de hoy el contador marca 919 exoplanetas confirmados, mientras que en el catálogo de la Enciclopedia van ya por los 1.028.

Pero parece claro que, por muy estrictos que seamos, la cuenta de planetas extrasolares pronto pasará de los mil, y más si tenemos en cuenta que sólo con los datos obtenidos por el telescopio Kepler de la NASA, que recientemente terminó su misión, hay 3.859 candidatos a la espera de ser confirmados con el análisis de los datos existentes o con nuevas observaciones de otros instrumentos.

Y no hay duda de que los datos de CoRoT, el cazador de exoplanetas de la Agencia Espacial Europea, también ya fuera de servicio, ocultan con seguridad más planetas.

La cifra de 1.000 planetas extrasolares, planeta arriba o planeta abajo, no está nada mal, en especial si tenemos en cuenta que sólo hace 21 años que pudimos confirmar la existencia del primero de estos planetas aún cuando sospechábamos que existían desde hacía siglos.

Todos estos planetas han ido además poniendo un poco patas arriba nuestra concepción acerca de cómo se forman los planetas, ya que de una muestra de nueve luego reducida a ocho ahora tenemos varios miles de los que aprender y con los que refinar nuestros modelos y teorías.

Y eso por no hablar de los planetas errantes que hemos descubierto por ahí.

Resulta también poco menos que increíble que hayamos aprendido a poder averiguar el color de sus atmósferas o incluso la distribución de las nubes en la atmósfera de uno de ellos.

Además, según vayamos mejorando las técnicas de procesado de datos y los instrumentos dedicados a encontrar más planetas extrasolares, e incluso sus lunas, iremos aprendiendo con toda seguridad que nuestro universo es aún más sorprendente de lo que pensábamos.

(Vía BBC News).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear