Por @Wicho — 1 de Febrero de 2008

Tal y como recuerda la Imagen Astronómica del Día El primer Explorador, hoy 1 de febrero -o el 31 de enero según el horario de los Estados Unidos- se cumplen 50 años del lanzamiento del primer satélite artificial de los Estados Unidos, convirtiendo la carrera espacial en un asunto de dos y marcando la entrada de este país en la era espacial:

Lanzamiento del Explorer 1
El primer Explorador: Lanzamiento del Explorer 1 en un cohete Juno I el 1 de febrero de 1958 a las 3:48 UTC

El lanzamiento del Explorer 1, conocido oficialmente como Satellite 1958 Alpha, fue el resultado de un acelerado programa de desarrollo por parte de la Agencia de Misiles Balísticos del Ejército (ABMA) y del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL), que en sólo 84 días hicieron las modificaciones necesarias a un cohete Jupiter-C y diseñaron y montaron el satélite propiamente dicho, aún cuando el programa había sido paralizado en favor del proyecto Vanguard de la Marina.

De hecho, el éxito del lanzamiento del Explorer 1 vino como agua de mayo para el maltrecho orgullo de los Estados Unidos, que no sólo habían visto como la Unión Soviética se les adelantaba con el lanzamiento del Sputnik 1, el primer satélite artificial de la historia, el 4 de octubre de 1957, y luego con el Sputnik 2 el 3 de noviembre, sino que habían retransmitido en directo por televisión el espectacular fallo del lanzamiento del Vanguard TV3, el que habría sido su primer satélite artificial, el 6 de diciembre de 1957 [Satellite A Bust. Vanguard Explodes 1957/12/09 (1957), YouTube 3:59]:

El Explorer 1 quedó en una órbita con un perigeo de 360 kilómetros y un apogeo de 2.520 kilómetros, con un periodo de 114,9 minutos, y estuvo transmitiendo datos hasta el 23 de mayo de 1958, cuando sus baterías se agotaron definitivamente, aunque permaneció en el espacio hasta el 31 de marzo de 1970, cuando hizo una reentrada no controlada en la atmósfera sobre el Pacífico.

Fotografía del Explorer 1
Fotografía del Explorer 1

Durante este tiempo sus instrumentos de a bordo, que por cierto ya usaban transistores, permitieron confirmar la existencia de los cinturones de Van Allen, lo que se consideró uno de los grandes éxitos del Año Geofísico Internacional.

El programa Explorer sería luego «adoptado» por la NASA, que por cierto aún no existía en el momento del lanzamiento del Vanguard I, ya que no empezó a funcionar hasta el 1 de octubre de 1958, y hasta la actualidad ha visto 79 lanzamientos con éxito de 83 que ha intentado, el último de ellos hasta la fecha el del satélite SWIFT (Explorer 83) el 20 de noviembre de 2004.

La «copia de seguridad» del Explorer 1, completamente idéntica al lanzado pero que nunca hubo que utilizar, está expuesta en la actualidad en el Museo Nacional del Aire y el Espacio.

Por cierto que el 1 de febrero marca otro aniversario bastante más triste que recordar en los anales de la NASA, como es la pérdida del transbordador espacial Columbia y sus siete tripulantes a la vuelta de la misión STS-107 el 1 de febrero de 2003, hoy hace cinco años.

Lightness of Being, in memoriam STS-107
Lightness of Being. El Sol destaca el brillo de la atmósfera sobre el horizonte de la Tierra en esta vista fotografiada con una cámara digital desde el Transbordador Espacial Columbia durante la misión STS-107.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear