Por @Wicho — 11 de Enero de 2012

Lanzamiento del MSL - Justin Ray
Lanzamiento de Curiosity el pasado 26 de noviembre - Justin Ray, vía @Camilla_SDO

Hoy a medianoche el Mars Science Laboratory, más conocido como Curiosity, va a realizar una maniobra de corrección de su trayectoria que por fin lo pondrá camino a Marte.

No es que la NASA se haya equivocado al lanzarlo, sino que dado que el cohete Centauro que lo puso de camino a Marte no está esterilizado conforme a las normas de la agencia que rigen para naves que tienen que tocar la superficie de otro astro, la trayectoria inicial fue diseñada para no acabar en Marte.

De haberlo hecho de otra forma, el Centauro, aunque se hubiera quedado sin combustible tras poner a Curiosity en camino, seguiría camino de Marte a la misma velocidad que este, con lo que se estrellaría con la superficie del planeta a menos que una fuerza externa lo desviara de su camino.

Ya sabéis, la primera ley de Newton, que dice que «Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él».

Así que a partir de las 00:00 hora de España (UTC +1) ocho de los propulsores de Curiosity se irán disparando en una secuencia cuidadosamente programada que durará 175 minutos y que por fin pondrá a la nave rumbo a Marte.

Después, el equipo de control de la misión dispone de otras cinco oportunidades para ajustar de forma más precisa la trayectoria para que Curiosity aterrice en el cráter Gale con la mayor precisión posible, lo que está previsto que suceda el próximo 5 de agosto.

Y será sin duda algo digno de «ver» dado el novedoso método que la NASA va a utilizar para el aterrizaje:

Una vez terminada la corrección de trayectoria desde control de la misión se llevarán a cabo una serie de pruebas de los equipos necesarios para la entrada en la atmósfera de Marte y el aterrizaje, así como los equipos de comunicación que serán usados una vez que el rover haya aterrizado.

Curiosity es, con mucho, la misión más ambiciosa de la NASA con destino a Marte, tanto en cuanto a tamaño como en cuanto a carga científica, y si todo va bien, podría llegar a hacer sombra a Spirit y Opportunity, aunque estos le han puesto el listón muy, muy alto.

Por ahora, aunque el resto de sus instrumentos están apagados durante la fase de crucero, el Detector por evaluación de radiación (RAD) está ya midiendo los niveles de radiación que se encontrarán los astronautas que eventualmente viajen a Marte.

Se pueden seguir las actualizaciones de la maniobra mediante la cuenta de Twitter del MSL, @MarsCuriosity.

Actualización: prueba superada, Curiosity ya apunta a Marte y todo va por ahora a la perfección.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear