Por @Wicho — 11 de Octubre de 2012

Aunque inicialmente estaba previsto que fuera hoy cuando los tripulantes de la Estación Espacial Internacional entraran en la cápsula Dragon CRS-1 que les lleva una nueva carga de suministros al final entraron en ella ayer a las 17:40 UTC.

Esto fue posible porque todo el proceso de aproximación y acoplamiento funcionó tan bien que durante todo el día fueron adelantados respecto al horario previsto, con lo que decidieron aprovechar ese tiempo y adelantar la entrada en la Dragon.

Helado ISSClaro que igual el que a bordo fueran unas cuantas tarrinas de helado de verdad también fue un acicate para que se dieran tanta prisa ;-)

En el vídeo de arriba se ve como Suni Williams y Aki Hoshide abren la compuerta de la Dragon llevando gafas protectoras y máscaras para protegerse de cualquier posible partícula que pueda estar flotando en el interior de esta.

No sé si lo del helado tiene que ver con que luego Suni tuiteara una foto pesándose en el SLAMMD, el cacharro que usan para «pesarse» a bordo de la ISS:

Ya que en la Estación están en caída libre –lo que no quiere decir que no haya gravedad, ojo– allí no se pueden usar básculas normales, por lo que el Space Linear Acceleration Mass Measurement Device funciona mediante dos muelles que desplazan al astronauta que quiere «pesarse».

Usando la segunda ley de Newton, conocida la fuerza que hacen estos muelles, es posible determinar la masa del astronauta con una precisión de unos 250 gramos en un rango que va de los 45 a los 120 kilos midiendo la aceleración que le produce.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear