Por @Wicho — 22 de Marzo de 2014

flu shot (cc) peapodsquadmomHace unos días una niña de tres años residente en Treviño moría por una sepsis causada por de una varicela.

Y curiosamente la discusión se está centrando en quién tenía que haber enviado una ambulancia a recogerla y en qué momento, aunque creo que no es ese el tema, tal y como se puede leer en No fueron las ambulancias; fueron las vacunas.

Hace unos años un amigo mío murió por una septicemia generalizada consecuencia de un accidente de coche, y ni tan siquiera los denodados esfuerzos del personal de la UCI del hospital en el que estaba consiguieron salvar su vida, así que no sé si esta niña se habría podido salvar aunque le hubieran enviado una legión de ambulancias y médicos a buscarla.

Pero lo que tengo bastante claro es que en España en el siglo XXI ningún niño debería morir por culpa de las complicaciones de una varicela porque es una de esas enfermedades que se evitan con una vacuna.

El problema, en este caso, es que el gobierno de España ha decidido, en contra, por ejemplo, del criterio de la Asociación Española de Pediatría, que recomienda la vacunación contra la varicela a los 12 meses en una primera dosis y a los 2 años en una segunda ha decidido pasar a hacerlo sólo a partir de los 12 años.

Y eso parece una decisión cuando menos equivocada, pues como explica el pediatra Josep María Corominas, «Vivir en un entorno vacunado protege a nuestros hijos de enfermedades mortales».

Además, el gobierno se ha encargado de bloquear su distribución en farmacias, con lo que unos padres preocupados tampoco pueden recurrir a comprarla para ponérsela a sus hijos.

Por si fuera poco, desde el gobierno no saben, no contestan cuando se les pregunta quién tomó esta decisión.

Es cierto que muy raras veces la varicela resulta mortal, aunque en algunos casos puede dejar consecuencias para toda la vida como es el herpes zóster, pero una sola muerte que podía haber sido evitada ya es demasiado.

(El artículo de Teodoro Martínez vía @Retiario).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear