Por @Alvy — 13 de Enero de 2015

Julian Melchiorri es un estudiante del curso de Ingeniería, Diseño e Innovación del Royal College of Art que ha creado lo que dice ser la primera «hoja de planta artificial». Está fabricada con cloropastos y proteínas de la seda, y resulta ser un «material vivo» con la interesante propiedad de que respira como las plantas, consume agua y luz y también produce oxígeno.

La idea es que utilizando estas hojas convenientemente, por ejemplo en lámparas o filtros de oxígeno, pueden servir para purificar el aire y oxigenar el ambiente. Por ejemplo en una nave especial. Según su creador, las plantas parecen tener dificultades para crecer en «gravedad cero» (igual que le sucede al metabolismo y a las células del sistema inmune de los humanos) pero esto no le sucede a sus material – algo que podría ser interesante para lograr mayor autonomía en los futuros viajes espaciales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear