Por @Alvy — 4 de Marzo de 2009

Estaba viendo en el telediario de La Primera la noticia de que una clínica de EE.UU. ofrece niños a la carta: se trata del Los Angeles Infertility Center. Al parecer han tenido que suspender su oferta de selección del sexo del niño, el color de pelo y color de ojos ante el clamor popular. No porque sea ilegal, porque en según qué estados de EE.UU. es algo perfectamente legal, sino por decisión propia ante el revuelo que se ha montado.

Hace casi tres años ya vimos que el mundo se parecía cada vez más al de Gattaca, ese futuro distópico donde los seres genéticamente «inferiores» no pueden acceder al mismo tipo de oportunidades que las superpersonas diseñadas a mediada en las clínicas de fertilidad. Con las técnicas actuales, esa clínica garantiza mediante la preselección de embriones en más de un 90 por ciento el sexo del hijo y en medida similar el color de sus ojos o de su pelo.

El color de ojos, por ejemplo, intentan explicar que ayuda a eliminar el albinismo y otros desórdenes oculares (lo cual no quita que también pueda usarse para elegir ojos azules, verdes o marrones). En la selección de los embriones se aprovecha para detectar y evitar anomalías cromosómicas hereditarias que se creen relacionadas con el posible desarrollo del cáncer de pecho, la hemofilia, la enfermedad de Huntington, el cáncer de próstata, entre muchas otras.

Como decían en el reportaje, la publicidad que ha recibido el asunto abre todo tipo de consideraciones éticas. En general parece claro que, si algo no es ilegal, alguien ofrecerá el «servicio» y que todo será cuestión de precio y de poder acceder al lugar adecuado.

En la película, Vincent, el desafortunado protagonista «inferior», se lamentaba así de haber sido concebido «a la antigua usanza» en vez de con la práctica habitual del futuro:

Nunca entenderé qué hizo que mi madre pusiera la confianza sobre mi futuro en las manos de Dios en vez de en las de su genetista personal.

En España este tipo de prácticas no es legal todavía.

Actualización: Ya han publicado el telediario de ayer donde vi originalmente la noticia; está hacia el minuto 25.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear