Por @Wicho — 10 de Octubre de 2012

Esa fue la frase que usó Sunita Williams, la actual comandante de la Estación Espacial Internacional, tras acoplar la cápsula Dragon CRS-1 en el módulo Harmony de la Estación a las 13:03 UTC utilizando el brazo robot de esta: Dragon Berthed to Station.

Toda la maniobra de aproximación y atraque se desarrolló sin ningún tipo de problema, salvo que se adelantó unos quince minutos sobre lo inicialmente programado debido a que el lanzamiento del lunes dejó a la Dragon en una trayectoria ligeramente distinta a la programada inicialmente por el fallo de uno de los motores del cohete lanzador.

En cualquier caso este adelanto ya estaba previsto desde el lunes, cuando se recalculó la trayectoria que tendría que seguir, y por lo demás todos los sistemas de navegación de a bordo cumplieron perfectamente con su tarea, a diferencia del caso de la Dragon C2, cuando hubo que hacer algunos ajustes sobre la marcha.

De hecho la hora de atraque también se adelantó sobre lo previsto porque aunque había una pausa programada tras la captura de la Dragon con el brazo robot Suni Williams y Aki Hoshide decidieron saltársela para llevar inmediatamente a cabo la maniobra de acoplamiento.

La apertura de las escotillas entre ambas naves está prevista para el jueves 11 una vez que se haya comprobado la estanqueidad de la unión entre ambas.

A partir de ese momento los tripulantes de la ISS tienen poco más de dos semanas para descargar los 450 kilos de suministros que lleva a bordo la Dragon y cargarla con los 910 kilos de material científico, incluyendo muestras de orina y sangre de sus tripulantes, y unos 229 kilos de hardware de la estación que ya no se usa, que se traerá de vuelta.

A cambio, les quedarán a bordo 120 kilos de comida y ropa, 180 kilos de material científico, 105 kilos de hardware para la Estación propiamente dicha, y alguna cosa más como por ejemplo unas tarrinas de helado de verdad y no esa cosa liofilizada que hace las veces el resto del tiempo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear